Se estrenó en Netflix la serie «El Espía», la historia de Eli Cohen

El viernes 6 de setiembre fue el estreno por la plataforma Netflix, de «El Espía». La miniserie consta de seis episodios . Al mando está Gideon Raff, más conocido por ser el creador de Hatufim, la serie israelí en la que se basó Homeland. Raff, de hecho, escribió el primer episodio de la adaptación de Showtime y se llevó un Emmy de paso.
Coproducida entre Netflix y Canal+ France, El espía cuenta también en su reparto con Noah Emmerich (The Americans), que interpretará a un entrenador de espías del Mossad, y Hadar Ratzon Rotem (también de Homeland) como la esposa de Eli.

El primer capítulo nos sitúa en la Tel Aviv de 1959, donde un oficinista mundano recibe una extraña invitación. Su nombre es Eliahu Cohen, y el servicio secreto israelí lo quiere entre sus filas. “¿Se considera usted un patriota?” es la pregunta clave para conseguir que alguien se aparte de su familia y amigos y adopte una identidad falsa al otro lado de una frontera.
Así recluta el cuerpo de inteligencia israelí a Eli, que deja su antigua vida atrás y se transforma en Kamel Amin Tsa’abet con el objetivo de introducirse en la cúpula siria. A medida que avance el tiempo y la obstinación por su misión y su patria se vayan apoderando de él, será cada vez más difícil para Eli distinguir cuándo está fingiendo ser otro y cuándo es él mismo.
Basada en hechos reales
Aunque nació en Egipto (y judío), Eli Cohen ya había tomado parte en actividades pro-Israel cuando le llegó la dichosa carta. La inteligencia militar israelí lo reclutó en 1960, y Cohen se convirtió en un árabe que regresaba a Siria después de vivir en Argentina. Para no dejar un cabo sin atar, el espía se trasladó un año a Argentina, y desde allí se mudó a Damasco. Es muy probable que veamos gran parte de la historia real en la trama de la serie.

Ya como Kamel, no perdió su tiempo en Siria. Apenas pasados unos años ya se había ganado la confianza de altos mandos militares y oficiales del gobierno sirio, mientras pasaba la información que recogía a Israel mediante cartas secretas o por radio. Cuenta la leyenda que, cuando se las ingenió para visitar las fortificaciones de los Altos del Golán, recomendó a los sirios que plantaran eucaliptos junto a los búnkeres y morteros que sirvieran de cobertura. Cuando lo hicieron y Cohen filtró la información, la aviación israelí no tuvo más que seguir el rastro de árboles para destruir con facilidad las bases sirias durante la Guerra de los Seis Días.
Según su hermano Maurice, Eli estaba el tercero en la lista de sucesión para la presidencia de Siria cuando lo descubrieron. Investigado por expertos soviéticos aliados de Siria. en 1965 fue descubierto con las manos en la masa y  condenado a muerte por espionaje. Pese a los esfuerzos internacionales por cambiar la pena, Eli Cohen fue colgado públicamente en la plaza de Marje de Damasco. Durante 6 días su cuerpo fue exhibido sin descolgar. Al día de hoy, la familia sigue intentando que Siria devuelva los restos para su entierro.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here