El brindis de Rosh Hashaná de Avodá se transformó en una contienda electoral

0
699

En los últimos años el tradicional brindis de Rosh Hashaná de Avodá Argentina se transformó en un evento político donde confluyen los dirigentes de todas las vertientes de la comunidad judía de Buenos Aires.

El brindis que se efectuó ayer, 4 de octubre, no sólo fue un hecho político sino que cruzó el umbral de una contienda electoral pensando en las elecciones de la AMIA en abril del 2020, generando un momento de alta tensión cuando Alejandro Kladniew les dirigió la palabra a los presentes hablando de «UNA AMIA», la agrupación de la cual es referente y participará de las elecciones, y llegó Ariel Eichbaum, actual presidente de AMIA.

Mario Sobol, el presidente de Avodá, condujo el acto que contó con la presencia del rabino Alejandro Avruj, quien realizó la Bendición del vino. «La fe verdadera no es lo que yo espero que D´S me de, la fe verdadera es la que lo que la vida espera que nosotros hagamos. El año que viene será igual que este, va a ser de día y de noche, va a llover y va a salir el sol, hay gente que va a nacer y otra que se va a ir. Para que el año sea más bueno y más dulce hay una sola forma de que suceda y es que nosotros seamos un poco más buenos y un poco más dulces». Luego sonó el Shofar.

Luego habló Tzvika Miller, el representante de la Agencia Judía para el Cono Sur. «Desde febrero que llegué me siento rodeado de amigos y muy bien recibido. Soy optimista que después de este momento que se está viviendo en Israel vamos a estar mucho más cerca de la paz y de la justicia», dijo.

Representantes de la juventud sionista también dijeron presentes: «Queremos un cambio en AMIA, queremos más juventud, mayor fortaleza y participación de los jóvenes».

Sergio Pikholtz, presidente de la Organización Sionista Argentina, también se expresó: «La juventud de la Tnuá es muy participativa, son la renovación de la conducción sionista en nuestro país. Más allá de hablar de unidad, deseo que lo llevemos a la práctica, no solo que lo digamos sino que lo fomentemos. Se vienen tiempos difíciles en la Argentina. Tenemos que focalizarnos en aquellas familias que no pueden mandar a sus hijos al colegio o están pasando por situaciones difíciles en lo económico».

Shraga Wilk, representante para América Latina de la Organización Sionista Mundial, también brindó por un Rosh Hashaná en paz para todos.

Mario Sobol el presidente de Avodá, se refirió a dos hechos puntuales que le generan preocupación. Uno es la liberación de Fernando Esteche y lo otro es que atacaron y destrozaron tumbas en el cementerio de La Tablada en vísperas del Año Nuevo Judío.

 

 

Foto Gentileza: Nicolás Kremnchuzky

Luego presentó a Alejandro Kladniew, el expresidente del Hogar LeDor VaDor y uno de los principales referentes de UNA AMIA, quien afirmó: «Ustedes saben que en la Comunidad Judía el 15% de la población es ortodoxa y el 85% no es ortodoxa. Cuando hay alguien que quiere liderar sobre el contexto, esto genera problemas y en una situación como la que todos describieron de la Argentina, ¿qué es estar a la altura de la circunstancias? Que la gente pide unidad para que haya una comunidad pluralista y diversa. Lo que sabemos es que hubo división durante años. Esa división posibilitó esta situación que es anormal. Es decir que es anormal que el 15% quiera gobernar al 85% y ponga las pautas y fije los procedimientos. Entonces lo que hoy está pasando es que hay que estar a la altura de las circunstancias, de lo que demanda la gente. Únanse, únanse para que la comunidad esté unida, que no haya diferencias, que se pueda satisfacer la necesidad de todos y no sólo de algunas partes».

Ariel Eichbaum escuchó atentamente el discurso de Kladniew y, una vez finalizado, expresó: «Tengo una faceta especial que es la de ser residente de AMIA y tengo que tener prudencia sobre cada palabra ahora. Ahí habló un candidato, acá habla un Presidente. Entonces evidentemente esto no puede transformarse en un debate. Vine a un brindis de Rosh Hashaná a una casa amiga. Muchos me conocen y la relación que tengo con Avodá es completamente entrañable. Respeto a la Kehilá, a la comunidad, yo acepto que verdaderamente somos una AMIA. Yo pienso que la discusión política en la comunidad no puede estar sesgada por la kipá o no kipá que use un askan. Y tenemos que tener mucho cuidado. Eso no puede ser un tema de discusión. El tema de discusión tiene que ser contenidos, el tema de discusión tiene que ser cómo logramos que los que no están todavía en la Red Escolar Judía sí estén en la Red Escolar Judía. La discusión tiene que ser de cómo hacemos que las comunidades más periféricas en el interior del país, las escuelas más débiles, cómo las fortalecemos. Como presidente de AMIA esa es mi preocupación. Mis charlas con los presidentes de las escuelas son éstas. Mis viajes al interior del país son sobre esto. No tengo otra preocupación. A mí no me importa qué kipá usa o si no usa kipá».

Al finalizar Mario Sobol para distender el clima de tensión le dijo a Eichbaum que «para fin de octubre estén los padrones como me lo prometiste y tratá para abril de no movilizar a la gente», generando las risas generales.

¡Shana Tová para todos!

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here