Cadena perpetua a dos terroristas de Hezbollah por atentado en Bulgaria en 2012 que mató a cinco israelíes

Atentado terrorista en Burgas
Atentado terrorista en Burgas

Un tribunal búlgaro condenó a dos terroristas de Hezbollah e Irán a cadena perpetua por un atentado mortal en 2012. El ataque fue contra un autobús que llevaba turistas israelíes en el aeropuerto de Burgas.

El ataque en julio de 2012 mató a cinco israelíes, entre ellos una mujer embarazada. Además, falleció el conductor búlgaro del autobús y el franco-libanés que detonó el explosivo. Más de 35 personas resultaron heridas.

Fue el atentado terrorista más mortífero contra los israelíes en el extranjero desde 2004.

Las autoridades búlgaras e israelíes culparon del atentado al grupo terrorista chiíta libanés Hezbollah. Esto contribuyó, posteriormente, a la decisión de la Unión Europea de incluir en la lista negra al ala militar de Hezbollah.

Por su parte, la jueza Adelina Ivanova condenó a los dos terroristas de Hezbollah, que huyeron de Bulgaria y fueron juzgados en ausencia, a “cadena perpetua sin libertad condicional”, declarándolos culpables de terrorismo y homicidio.

Meliad Farah, australiano de 31 años en el momento del ataque, y Hassan El Hajj Hassan, canadiense de 24 años. Ambos fueron acusados a mediados de 2016 de ser cómplices del terrorista bombardero, Mohamad Hassan El-Husseini (23), de nacionalidad franco-libanesa.

Las imágenes de las cámaras del aeropuerto lo mostraron deambulando por el vestíbulo de llegadas del aeropuerto con una mochila.

La explosión destrozó un autobús fuera de la terminal que se dirigía a Sunny Beach. A su vez, testigos revelaron que intentaba meter su mochila en el compartimiento de equipaje. Los turistas que murieron tenían todos aproximadamente 20 años, excepto una mujer embarazada de 42.

Vínculo con Hezbollah

La fiscal Evgenia Shtarkelova afirmó que “abogó por el castigo más severo. Este acto terrorista merece recibir el castigo más severo posible”.

A los dos hombres se los juzgó en ausencia en enero de 2018 por un ataque terrorista y homicidio. Nunca se los localizó. Se cree que llegaron a Bulgaria desde Rumania en junio de 2012 y se fueron de nuevo la noche siguiente al atentado.

La abogada Zhanet Zhelyazkova, defensora de Hassan, refutó que las pruebas de la presunta complicidad con el atentado eran “circunstanciales”. Pero Shtarkelova contrarrestó la defensa. Dijo que la naturaleza del artefacto explosivo, las licencias de conducir estadounidenses falsas utilizadas por los dos hombres, su ascendencia libanesa y algunos lazos familiares “vinculan a ambos acusados (…) y el ataque a la organización terrorista Hezbollah”.

Según la investigación, las licencias falsas se hicieron en la misma imprenta en una universidad del Líbano. Y los sospechosos recibieron dinero de personas vinculadas a Hezbollah.

El fiscal jefe de Bulgaria, Ivan Geshev, subrayó que Hezbollah estaba detrás del atentado “en términos de logística y financiación”. Y la fiscalía confirmó que no tiene pistas sobre el paradero de ambos, y que se les sigue buscando en una notificación roja de la Interpol.

 

Vía Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here