La OSA «observa con preocupación la posición de Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU»

La OSA observa con preocupación la posición de Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU
La OSA observa con preocupación la posición de Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

La Organización Sionista Argentina (OSA) «observa con preocupación la posición de Argentina en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU». La entidad emitió un comunicado tras la decisión de Argentina de votar a favor de sancionar a Israel en la 46° sesión del CDH.

Argentina es uno de los países que aprobó una resolución que pedía un embargo de armas contra Israel en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La misma contó con el apoyo de muchos de los países europeos. No obstante, recibió la desaprobación de Bahrein, que no estuvo presente en la votación del martes.

La resolución, que presentó Pakistán, invitaba a condenar la situación de los derechos humanos en el «territorio palestino ocupado», incluida Jerusalén oriental. Hubo seis países que se opusieron a la resolución. Austria, Brasil, Bulgaria, Camerún, Malawi y Togo votaron en contra.

La Organización Sionista Argentina y su Comité Federal observan con preocupación la posición de nuestro país en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU, en su 46° sesión, votando a favor de la resolución de condena al Estado de Israel por supuestas violaciones a los derechos humanos, en lo que han denominado “territorios palestinos ocupados”.

El CDH está formado, entre otros países, por Venezuela y Cuba, dictaduras acusadas de someter a opositores, ejercer la tortura y practicar apremios ilegales.

La Argentina, que en el pasado ha debido soportar violaciones a los derechos humanos, permaneciendo esa marca aún en nuestra memoria en forma indeleble, no puede permitir ni respaldar que los mismos sean utilizados para demonizar a un país democrático con tribunales y jueces imparciales, donde las minorías son respetadas e incluidas en forma total en la vida diaria y donde no se aplica violación a los derechos humanos de ninguna especie.

La votación favorable a esta resolución implica además un prejuicio sobre temas de los que no hay definiciones concretas ni fallos de ningún tipo. El término “territorios ocupados”, que implica la adopción de una mera declamación propagandística, no se condice con la realidad. Hamás y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) son quienes rigen los destinos de Gaza y de los territorios A y B de Cisjordania/Judea y Samaria. La zona C es administrada por Israel en la espera de una solución definitiva al tema territorial (acuerdos inconclusos de Oslo). En consecuencia, no existe tal ocupación.

Israel, único estado democrático de Medio Oriente, lejos de ser victimario es realmente la víctima de una ONU prejuiciosa y perimida que lo condena mientras nada tiene para declarar sobre el terrorismo de Hamás y la corrupción sistémica de la ANP, que son quienes en verdad someten al pueblo palestino.

2 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here