“Lo imposible puede ser posible” Kfir Damari en Hebraica Argentina

Lo imposible puede ser posible- Kfir Damari en Hebraica Argentina
Lo imposible puede ser posible- Kfir Damari en Hebraica Argentina

“Lo imposible puede ser posible. Israel puede demostrar que es posible hacer realidad los sueños y soñar cómo hacer el mundo mejor para las próximas generaciones”. Con esta inspiradora frase concluyó Kfir Damari su charla en Hebraica el domingo pasado. Kfir Damari es emprendedor, master en ingeniería de sistemas de comunicación de la Universidad Ben Gurion y uno de los fundadores de SpaceIL. Es una organización israelí sin fines de lucro establecida en 2011 que surge a partir del concurso Google Lunar X Prize (GLXP) para aterrizar una nave espacial en la Luna.

A partir del primer diseño de un pequeño satélite, SpaceIL comienza a desarrollar un verdadero proyecto espacial que comenzó a reunir voluntarios primero, hasta llegar a un equipo de 100 personas trabajando en colaboración estrecha con las industrias aeroespaciales de Israel, con el Instituto Weizmann de Ciencias y con la Universidad Ben Gurion, como así también con el gobierno y la agencia espacial de Israel.

Leer más: La Sociedad Hebraica Argentina cumplió 95 años: recorrido por su historia

“Israel ya tenía mucha experiencia y especialización en satélites. Lo que nosotros hicimos fue llevarlo a un nivel superior, llegar a la Luna”, destacó Kfir Damari, haciendo referencia a la primera astronave Beresheet I, cuya realización fue posible gracias al aporte fundamental de donantes del sector privado. “Todo el equipo estaba entusiasmado con hacer algo para el Estado de Israel y principalmente con promover la educación científica entre los jóvenes”, agregó

Damari reconoció además el ambiente favorable que hay en Israel para este tipo de proyectos: “En Israel hay un ecosistema muy grande de promoción, hay una cadena de apoyos, muchas personas trabajando en sus propias ideas para llevarlas al nivel empresarial. También a nivel cultural, la gente tiene una apertura mental hacia ideas alocadas, ideas que parecen imposibles… mentes brillantes que están disponibles a ayudarse unas a otras”.

Leer más: Schvindlerman para Cultura de Hebraica Argentina: “Israel quiere paz en la frontera”

Israel es el 7° país en el mundo en captar una imagen de la Luna y el 4° en aterrizar en su superficie. Damari contó que el Jefe de la Nasa les aseguró que con el proyecto de Beresheet I habían roto el techo de cristal de las misiones espaciales. “Nos dimos cuenta que estábamos haciendo algo grandioso, que había sido imposible hasta ese momento”, afirmó. Pero lo más grandioso para SpaceIL es, sin dudas, inspirar a los jóvenes, a las próximas generaciones. “Porque si íbamos a construir la primera nave espacial israelí, debíamos asegurarnos de que no fuera la última”. SpaceIL cuenta con un Departamento de Educación y con cientos de voluntarios que van a las escuelas a contarles a los niños la historia de SpaceIL. “Lo importante no es el impacto que causamos en la Luna sino el impacto que logramos en las jóvenes generaciones”, aseguró.

Leer más: Hebraica abre grupos gratuitos de 6 a 14 años

El alunizaje del Beresheet I en 2019 no fue como se esperaba, aunque Damari asegura que sabían casi con certeza que algo de la misión podía fallar. Durante el procedimiento de frenado, el módulo de aterrizaje falló y el equipo de control de tierra no pudo restablecer el componente individual debido a una pérdida repentina de las comunicaciones con la red de control.

Sin embargo, gran parte del equipo se entusiasmó con la posibilidad de construir una segunda nave. “Demostramos que Beresheet I ya fue posible. Ahora queremos un nuevo imposible” dejó en claro Damari haciendo alusión a la segunda astronave, Beresheet II. En este caso se tratará de 3 astronaves conectadas, dos alunizadores que se van a ubicar en distintos lugares de la Luna y un orbitador, es decir, una astronave que va a estar orbitando la Luna por un período de dos a cuatro años con el objetivo de que estudiantes de todo el mundo puedan conectarse con la nave, tener imágenes y participar de la misión científica.

Leer más: PAZ en Israel. Por Jonathan Lemcovich, presidente de Hebraica

“Estamos muy contentos de tener a la Universidad Ben Gurion como socios. La Universidad va a colaborar con la carga científica que va a tener la nave. A esto se suman alianzas internacionales con otras agencias espaciales y ministerios de educación de distintos países. Para  conectar a los niños de todo el mundo con la misión espacial israelí” declaró Damari. Además, agregó “en esta segunda misión, no solo estamos trabajando en la ingeniería sino que estamos haciendo todos los esfuerzos para encontrar las formas correctas para lograr conexiones aún mas profundas con los jóvenes. Para permitirles no solo creer que pueden hacerlo en el futuro sino que ahora mismo pueden dar sus primeros pasos en la ingeniería espacial”.

Leer más: Hebraica abre grupos gratuitos de 6 a 14 años

Hacia el final de la charla se refirió a la palabra Impossible (imposible en inglés). Si separamos la primera sílaba: Im possible, nos queda: “Yo soy posible”. “Lo imposible puede ser posible”, concluyó.

Participaron también de la charla Alejandro Grinberg, Representante de la Universidad Ben Gurion del Negev para América Latina. La Sra. Nava Rubenzadeh, presidenta de la Asociación de Amigos de la Universidad Ben Gurion en la Argentina; Quien señaló: “El gobierno de Israel con la municipalidad de Beer Sheva y la Universidad Ben Gurion están trabajando para que la ciudad de Beer Sheva, una ciudad bíblica, se transforme en una ciudad tecnológica, todo lo mejor que puede pasar en el Negev”.

Más información en https://www.spaceil.com/home-page

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here