El presidente de la DAIA cuestionó el alegato de Cristina Kirchner por “inapropiado”, “ofensivo” e “injusto”

el-presidente-de-la-daia-cuestiono-el-alegato-de-cristina-kirchner-por-inapropiado-ofensivo-e-injusto
el-presidente-de-la-daia-cuestiono-el-alegato-de-cristina-kirchner-por-inapropiado-ofensivo-e-injusto

En el día del aniversario 27° del atentado a la AMIA, Jorge Knoblovits, presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), cargó contra la vicepresidenta Cristina Kirchner por el alegato que hizo este viernes en el marco del juicio por el Pacto con Irán.

Knoblovits sostuvo que la exposición judicial de CFK lo «sorprendió muy ingratamente» y que su discurso fue «inapropiado«, «ofensivo» e «injusto«, por mezclar temas en el ámbito judicial para terminar haciendo lo que consideró un «acto de campaña«.

Para la autoridad comunitaria los familiares de las víctimas y la AMIA y DAIA tienen «una lucha contra la indiferencia que naturalizó la República Argentina». «Nos hemos vuelto casi amnésicos«, disparó Knoblovits, en diálogo con FM Milenium.

En ese contexto, el dirigente analizó que «la palabra AMIA» ya no remite solamente al atentado, sino que es «una metáfora de la impunidad, la injusticia, la amnesia política y la justicia atravesada por la política».

Leer más: Hoy se cumplen 27 años, 324 meses, 1408 semanas y 9855 días del atentado a la AMIA: no hay detenidos

«Hay un preconcepto de que la voladura de la AMIA es un tema de los judíos. Esta bomba atravesó a la sociedad argentina. Tenemos una militancia contra ese preconcepto», dijo, y lo remitió a las palabras de Cristina Kirchner el viernes pasado en el Tribunal Oral Federal 8.

«Hablar de la deuda externa y de números en una audiencia que tenía que ver solamente con una situación particular jurídica desde una acción satélite por la falta de resolución de la causa AMIA, no puede ser un acto de campaña y hablar de los números del FMI y mostrar cuadros…», arrancó su queja.

E insistió: «Tiene todo el legítimo derecho a defenderse como le parezca. Ahora, si seguimos pensando que hablar de los muertos de la AMIA y terminamos hablando de la deuda externa, el FMI y que todo tiene que ver con todo».

Cuando fue consultado si ese alegato lo irritó, Knoblovits contestó: «Enormemente. Me pareció inapropiado y ofensivo». Y definió: «Fue un acto de campaña».

«A mí me sorprendió muy ingratamente que se hablase de números en una audiencia que tenía que ver con la defensa, o con el análisis político que ella es capaz de hacer por su experiencia, por la comisión en la que participó, porque fue y es autoridad del Estado. Y haber derivado en un análisis de todo, con los fondos buitre y la AMIA también…», continuó con su queja.

Leer más: Pacto con Irán: denuncian favoritismo del tribunal oral en beneficio de Cristina Kirchner

En el mismo sentido, también apuntó contra los jueces del tribunal por dejarle hablar «lo que quiso» a la vicepresidenta. «Yo soy abogado. En cualquier audiencia razonable, cuando el declarante se va del foco y del tema en cuestión, el tribunal lo para y le dice: ‘Señor o señora, usted tiene que remitirse a lo que trata la audiencia, la causa’ y eso no sucedió», explicó.

Knoblovits continuó con su crítica a «la conducta» del tribunal. «No la hizo volver al eje de la audiencia. No estuvo bien. Tampoco hablás de cualquier cosa en cualquier causa. Me parece que le han hecho hacer un alegato de campaña inapropiado», concluyó.

En cuanto a la coincidencia del día del acto en conmemoración de los 27 años del atentado y la audiencia de Cristina Kirchner, dijo que fue «disruptivo innecesariamente». «A veces la disrupción te crea un marco, pero en este caso fue doloroso. Fue injusto y ofensivo», reiteró.

Alegato incómodo de Cristina

Este viernes, dos horas y media después de que los familiares y víctimas del atentado de la AMIA recordaron el 27 aniversario con el lema «Conectados contra la impunidad», de manera virtual inició en Comodoro Py una audiencia pedida por Cristina Kirchner para exponer los argumentos en base a los cuales pidió que se anule el caso elevado a juicio donde se la acusa de encubrimiento agravado del atentado de la mutual judía.

Tal como se esperaba, la vicepresidenta hizo un descargo político, donde responsabilizó a Mauricio Macri. Le endilgó: «cooptación del Estado para perseguirme». También apuntó contra Comodoro Py: «Esta causa es un disparate institucional, judicial y político».

«El memorándum con Irán no es solo una persecución. Era esto: pagarles lo que querían a los buitres porque después de pagarles a los buitres decían que venía la bonanza. ¡Y pagaron! Lograron sacar el candado para que se pagara. Yo no lo hice. Yo me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo. No les pagué lo que querían porque era condenar a la Argentina a un endeudamiento fenomenal”, agregó la ex presidenta.

Los pap​eles estaban dispuestos en orden sobre su escritorio del despacho que tiene en el Congreso. El tono de voz fue siempre enfático, no tuvo la necesidad de leer en ningún momento y pese a que debía defenderse de una acusación judicial, eligió una vez más, realizar un descargo político en medio del escenario electoral que se vive.

De la audiencia participaron los integrantes del TOF 8, José Michilini, Gabriela López Íñiguez y Daniel Obligado, el fiscal Marcelo Colombo y los imputados que requirieron este espacio para defenderse e las acusaciones.

Clarín

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here