Echaron a una familia judía de una confitería por un pedido kosher

The Fourteas
The Fourteas

La confitería Fourteas, histórico salón de té inglés, echó a una familia judía por pedir un cambio en su plato por razones kosher.

Jonathan y Shayna Evans visitaron con su hija de dos años el famoso lugar, conocido por su temática de la década de 1940. Cuando llegó el mozo, preguntaron si les podían sacar del plato el sándwich de pollo que querían pedir.

El establecimiento se negó, diciendo que no podía adaptarse a las «preferencias individuales», incluso después de que la pareja sugirió que podían cambiarlo por pepino, o simplemente pagar el precio completo por la selección de té y sándwiches sin reemplazar los dos sándwiches de pollo.

Después de mencionar que incluirían esto en su reseña de TripAdvisor, el dueño del restaurante les ordenó que se fueran.

“El propietario se acercó de manera bastante agresiva y dijo: ‘Me dijeron que estás usando la revisión para obtener lo que quieres. Tienen que salir del restaurante'», contó Jonathan. «Le dije: ‘No entiendo, todo lo que le estamos pidiendo que haga es adaptarse a nuestras creencias religiosas’. Fue muy angustioso. Estábamos bastante conmocionados y sentimos que nos discriminaban por nuestras creencias religiosas», agregó.

Cuando la familia judía llegó a su casa, escribieron la reseña en TripAdvisor explicando su experiencia en la confitería y el cambio que pidieron por motivos kosher. El restaurante, por su parte, respondió: «Están buscando refugio detrás de motivos culturales o religiosos imaginativos».

En una respuesta que luego eliminaron, Fourteas aseveró que no toleraría «la amenaza» de publicar una «mala crítica en las redes sociales». Y también dijeron que la familia quiso imponer un «comportamiento inaceptable y abusivo» al personal.

Además, añadieron: “Lamentamos no poder acomodar las mentalidades que buscan refugio detrás de razones imaginativas o culturales para justificar actitudes egoístas y arrogantes. ¡El respeto y el aprecio funcionan en ambos sentidos!»

Jonathan manifestó: “En lo que a nosotros respecta, es posible que también tuvieran un cartel que dijera ‘no se permiten judíos’. Ciertamente así es como nos hicieron sentir».

En una declaración actualizada posteriormente, el café negó que se le pidiera a la familia que se fuera por la solicitud de un ajuste. A su vez, dijo que promueven la inclusión y que trabajan con la comunidad judía local para resolver cualquier inquietud.

“Refiriéndonos al día en cuestión, nos gustaría dejar constancia de que se pidió a la familia que se fuera por su comportamiento y por respeto a los demás clientes”, afirmó.

Vía Jewish News

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here