Gabriela Glazman: «Hay un solo país que te espera con los brazos abiertos: Israel»

gabriela-glazman-agencia-judia-organizacion-sionista-argentina-hay-un-solo-pais-que-te-espera-con-los-brazos-abiertos-ese-pais-es-israel
gabriela-glazman-agencia-judia-organizacion-sionista-argentina-hay-un-solo-pais-que-te-espera-con-los-brazos-abiertos-ese-pais-es-israel

Vis á Vis dialogó con la representante de la Agencia Judía y la Organización Sionista Mundial (OSM) para el Cono Sur, Gabriela Glazman, quien llegó a la Argentina en plena pandemia y tuvo que adaptarse rápidamente a «la nueva normalidad».

En la entrevista, Glazman enumera hechos positivos de la virtualidad, pero reconoce que la presencialidad es fundamental. A poco tiempo de su llegada al país la eligieron para el mismo cargo en la OSM y se abocó a la doble tarea de «traer Israel y Sionismo a la comunidad».

Glazman es práctica para llevar a cabo las acciones y también para explicarlas. En diálogo con este medio mencionó los programas de la Agencia como Masá o los Ulpanim de la OSM y también se refirió a la reciente creación de la Agencia Judía: Israel QR, que ya está instalado en el Centro Hebreo Ioná, en la Escuela Scholem Aleijem y está llegando a muchas otras instituciones

  • Si te proponemos dividir en dos tu gestión desde que llegaste a la Argentina como representante de la Agencia Judía y a partir de junio de este año que fuiste elegida como representante de la Organización Sionista Mundial, ¿cómo resumirías tu mirada desde que arribaste al país?
Llegué en un momento super especial y único también porque arribé a Argentina a fines del 2020, en pandemia. Todos trabajando desde casa, una situación totalmente desconocida, pero tuvo algo muy bueno eso para mí. Pude primero aprender a conocer al equipo y también los desafíos internos antes de poder salir a la comunidad.
 
También de una forma me pude dar mucho más tiempo para estudiar, tener una lectura y eso me parece que sí me ayudó. Cuando se abrieron las puertas de alguna forma, después de llegar a las comunidades, estuve mucho más tranquila y más confiada. Entendí un poco mejor dónde estoy. Me parece que al final de cuentas funcionó bien para mí. Hablando de las dos instituciones (Agencia Judía y Organización Sionista Mundial) debo decir que todo fue muy rápido. Fueron muy pocos meses desde que llegué hasta mayo que ya empecé a trabajar con las dos, así que de alguna forma para mí se formó todo junto.
  • ¿Estás conforme como lo que se hizo hasta ahora?
Si. Soy una persona con una autocritica alta así que me cuesta decir eso. De todas maneras sé que hay mucho para hacer. Siento que hoy en día mejoramos muchas cosas a nivel interno. Tanto en la Agencia Judía como en la Organización Sionista estamos más nítidos y tenemos muy claro qué es lo que queremos hacer. Sabemos cómo trabajar, definimos nuestros públicos y proyectos. En eso estoy muy contenta con el equipo que tenemos que se renovó y sumamos gente que vino con muy buena predisposición.
 
  • Una de tus tareas es traer a Israel y al sionismo a la comunidad: ¿Cómo lo llevas a cabo?
Siendo práctica. Entendiendo que la relación con Israel y el sionismo se unen a través de acciones. Somos una generación que queremos las cosas visualizadas, claras. Te lo voy a decir con un ejemplo que para mí simboliza mucho: el trabajo que se pensó este año con el proyecto Israel QR. Es exactamente eso. Poder que los chicos, los adultos, la gente que entra a las comunidades, entre y quiera ver la plaza de Israel. Para mí eso también es sionismo. Apretar el celular y saber que puedo entrar a Israel. Hoy todos sabemos el lugar que tiene este aparato en nuestras vidas. Apreto y estoy en la plaza de Tel Aviv y escucho música de la radio de Israel ahora en vivo.
 
Eso es para mí parte de los que nosotros queremos traer. Me parece que lo más importante que estamos tratando de llevar y decir es que no podemos mirar a todos de la misma forma en la comunidad. Entonces tenemos que adaptar nuestros programas a las necesidades. ¿Cómo lo hacemos? Escuchando y no viniendo con recetas preparadas.
  • El proyecto de Ioná y Scholem Aleijem es un proyecto que mezcla virtualidad por el QR y presencialidad porque está en las escuelas, ¿Esto es lo que se viene? ¿Es lo que va a trabajar a partir de ahora la Agencia Judía también?
Es parte de lo que vamos a trabajar. Mira para mí no hay nada que puede cambiar lo que es vivir la experiencia en Israel. Venir a visitar, venir a programas de Masá, venir a Taglit. Son programas familiares. Para mí es importante cuando una familia salga de vacaciones digan: ‘¿Saben que en Israel hay una conexión porque hay algo más allá?’ Lo que hicimos nosotros es entender que algo cambió. Quiero subrayar que este es un proyecto que hicieron Alejandro y Pablo Haber. Tenemos un equipo que analiza, que se adelanta, que entiende, que supo aprovechar también lo que pasó la pandemia.
Leer más: La Agencia Judía inauguró el proyecto Israel QR en la Escuela Scholem Aleijem
 
Es increíble la cantidad de instituciones que nos llamaron y nos pidieron el proyecto. Hubieron otros que nos llamaron y nos dijeron que están pensando en un proyecto parecido y eso también es interesante. Tal vez es esto a lo que el mundo va. Una mezcla de las dos cosas: virtual y presencial. Otro ejemplo te voy a decir es la ultima feria de Aliá que tuvimos que fue la más grande del mundo.
 
Nos empezaron a llamar y nos dijeron tienen más que en Rusia las cantidades y sabemos que es una comunidad más grande ahí. Pero esto es decir ‘vamos a aprovechar la virtualidad’. De repente, de forma virtual, podemos llegar a mucho más público. El público de Buenos Aires o el que vive en una cuidad chiquita en el norte o en el sur del país puede tener las mismas posibilidades. Llegamos a todos. Entonces es ahí a donde vamos.
  • ¿Consideras satisfactoria la cantidad de Olim que salieron durante estos dos años de pandemia?
Para mí la pregunta suena fácil y la respuesta es difícil porque yo pienso que sí. Siempre para mí, desde mi lugar, cada Olé que viaja a Israel es satisfactorio porque es una parte importante de mi trabajo. Lo que digo que es satisfactorio para la Organización Sionista Mundial y para la Agencia Judía para Israel es que éste es un fruto de muchos años de trabajo. Todos sabemos que la situación a veces en el país influye para la decisión de hacer Aliá.
 
Sin embargo, la decisión de hacer Aliá a Israel y no emigrar a España o a Miami tiene que ver con un trabajo que se hizo durante muchos años. Porque eso empieza cuando somos chicos y nos mandan a escuelas judías, vamos a una Tnuá o a un club. Aquí veo el trabajo que a veces no se ve porque los que venimos de la educación sabemos que no siempre ves los frutos en corto plazo. Entonces digo ‘aquí esta el trabajo de las instituciones’.
 
Gaby-Glazman- Proyecto-Israel-QR-en-escuela-Scholem-Aleijem
Gaby-Glazman- Proyecto-Israel-QR-en-escuelas-Centro Hebreo Ioná-Scholem-Aleijem
  • Cada familia, cada persona que hace Aliá, es una historia de vida diferente. Cada persona, familia, deja ilusiones y deja afectos. ¿Cómo trabaja la agencia para aliviar esa mochila?
Primero sabemos que lo que vos decís es exactamente así. Es la parte más difícil. A mí no me preocupa tanto qué va a pasar con la gente a nivel trabajo en Israel porque va a conseguir trabajo. Los primeros años van a ser más duros, pero todos van a conseguir trabajo.
 
Los chicos van a aprender el idioma y van a encontrar casa. La verdad es que estoy muy confiada porque sé que Israel da oportunidades y hace falta gente. Entonces como que esa parte estaría solucionada. Es la parte en la que los Olim más miedo tienen y es a la que menos miedo le tengo yo.
 
Al final, lo que mucha veces preocupa, es la parte emocional. Este año de pandemia se pudo trabajar menos. En el pasado se hacían seminarios, encuentros grupales, se trabajaba mucho más en forma presencial. Confieso que hubo mucho menos lugar para eso, pero ahora estamos poniendo nuevamente el énfasis allí.
 
En los próximos meses nuestro foco va a ser esto de encuentros parte presenciales y parte virtuales con psicólogos divididos en edades. Justamente vamos a eso. Darles mas herramientas emocionales, prepararlos más.
 
Queremos que sepan que va a venir un momento más duro. Me parece que cuando la gente va preparada, con información, o por lo menos sabe qué va a pasar, eso ayuda más.
 
Otra cosa que si se puede agregar es que para eso hay muchas organizaciones como la Olei. No solo existe la Olei sino las diferentes municipalidades tienen coordinadores de Olim que hablan español y es exactamente eso lo que hacen.
 
Nosotros queremos darle más énfasis a las excursiones que se hacen allá entre los Olim desde todas partes del mundo. Se juntan, charlan, se cuentan sus historias y se hacen amigos.
Leer más: Israel QR: el sorprendente proyecto de la Agencia Judía que se inauguró en el Centro Hebreo Ioná
 
Ahora también nos contactamos con un grupo de chilenos que hicieron Aliá que exactamente quieren hacer eso, apoyar a los Olim que vayan llegando.
 
El proyecto que no desde lo emocional sino desde lo ciento por ciento práctico, porque hoy en día está consolidado y funciona muy bien, es el proyecto del Ulpanim. Me parece que es una herramienta genial que les permite a los Olim irse con lo más importante que nosotros recomendamos: tener una base de hebreo. Es increíble, yo los sigo por Facebook.
 
Por ahí hay grupos que hicieron juntos los Ulpanim y se hacen encuentros. Eso es muy importante porque cuando hay un momento difícil y  otro lo pasó hace tres meses, aparece ese apoyo.
  • ¿Qué le dirías a una persona que esta en duda para hacer Alia?
Es una respuesta complicada porque a ciertas edades digo ‘no lo pienses y mañana subí a un avión’. Le daría todas las herramientas para que esté seguro y que no tengan dudas. También le diría que hay un solo país en el mundo que los va a esperar con los brazos abiertos y va a hacer todo para que les vaya bien: Israel.
Muchas veces la gente que quiere hacer Aliá no sabe por dónde empezar. ¿Cómo son los pasos?
Hay varios pasos para hacer. Lo primero que yo le diria a alguien que quiere hacer Aliá hablando de la época que vivimos es empezar a moverse en todo lo que es redes, leer Vis á Vis porque siempre salen cosas de Aliá, historias de Aliá. Les diría que entren al Facebook. Nosotros tenemos todos los meses hacemos una charla informativa. Solamente deben entrar a la charla informativa y escuchar.
 
Es fácil, es una hora y media desde tu casa. Entras y escuchas. Vamos a hacer orden en todo el proceso y, en paralelo, llamar al Global Center y empezar a hacer la parte burocrática.
 
Sin embargo, para mí lo mas importante para quienes deseen hacer Aliá es meterse en este mundo hoy en día. En el pasado me acuerdo cuando hice Aliá que uno dependía de que te den información y había una persona que te podía dar información. Hoy está todo abierto. Es escuchar experiencias, leer, es ser proactivo en el proceso.
¿Qué se viene para el 2022? ¿Cuáles son los proyectos? ¿Pensaron profundizar el trabajo con los Olim?
El 2022 va a ser un año espectacular. Tenemos un montón de proyectos que me parecen bárbaros por ejemplo lo que hablamos de los Ulpanim. Este año vamos a multiplicar la cantidad que ya tenemos. Tenemos cien hoy en día. Hablamos de multiplicar, iremos a Chile, Uruguay. Toda esa parte la agrandaremos y no soló lo que es Ulpanim sino también actividades alrededor de eso.
 
Pondremos además en nuestro foco las preguntas ‘¿Qué es lo que necesita el Olé?’.
 
Este año escuchamos mucho: ¿¿Qué es lo que faltó? ¿Qué es lo que estuvo bueno?’. Entonces todo lo que armamos para el próximo año tiene que ver mucho con lo que estudiamos este año.
¿Qué faltó y qué estuvo bueno?
Para mí lo que estuvo bueno es de que repente entendimos que la virtualidad no nos resta. La virtualidad ayuda al proceso de Aliá.
 
En el pasado la gente que vivía en el interior quería averiguar el proceso de Aliá y ahí viajaba alguien del Departamento de Aliá, entrevistábamos y nos encontrábamos. Está bueno, pero uno no puede llegar a todas las comunidades en lo que es tiempo real.
 
Hoy en día, para nosotros, el Olé que está en Buenos Aires, en Salta o en Bahía Blanca es lo mismo y lo podemos atender. Entendimos que agilizamos. También la cantidad de charlas que nosotros dimos online. Solo en el día de la exposición de Aliá hubieron 12 charlas de diferentes temas. Eso no lo podíamos hacer nosotros en otra época.
 
Escuchamos lo que los Olim necesitan. Quieren saber cómo funcionan el tema de finanzas en Israel, traemos un experto. En el pasado traer un experto de Israel a Argentina era más complicado. Hoy en día no necesitamos eso. Hablamos con él, que está en su casa. Tenemos al mejor profesional de todos y nos da la actividad.
 
Esto para nosotros es algo que cambió, que está bueno y que vamos a seguir usando. Obvio que vamos a volver a encontrarnos porque tiene un valor agregado, pero va a ser siempre una combinación. Nuestra idea ahora es llevar a cabo lo que aprendimos este año y mucho de los proyectos ya lo están viendo como Israel QR por ejemplo, pero no es el único.
 
Van a haber varias cosas nuevas que estarán saliendo los próximos meses. Tienen que ver justamente con este desarrollo que se hizo en esta época. También estamos trabajando la Resiliencia Comunitaria. En Argentina hicimos dos cursos, uno con el Congreso Judío Latinoamericano y otro con la Embajada de Israel para lideres comunitarios. Tenemos varios planes y no vamos a esperar a que haya una epidemia mundial para poder llevarlos a cabo.
  • ¿La Agencia Judía es el lugar al que tiene que acudir la gente que quiere hacer Aliá?

Si o sí. Nosotros trabajamos en ese y siempre le vamos a decir a la gente que vayan a los Ulpanim de la Organización Sionista Mundial, que participen en actividades. A su vez, trabajamos con más instituciones. Somos súper abiertos, pero la Agencia Judía para Israel es el único órgano que tiene la potestad para adelantar con el proceso de Aliá.

Ya hablamos de la parte sentimental de la Aliá, pero también está la parte legal, el derecho de poder hacer Aliá en un proceso emigratorio que la única que lo hace es la Agencia Judía para Israel.

Cualquier persona que cumpla con los requisitos de la Ley del Retorno se puede ir por su cuenta a Israel y obtener la ciudadanía, pero la única forma de tramitar la ciudadanía previamente al viaje es por medio de Agencia Judía.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here