Ottawa abre una línea directa para incidentes de odio tras informes de antisemitismo

Protesta en Ottawa, Canadá
Protesta en Ottawa, Canadá

Se estableció una línea directa para que las personas denuncien incidentes de odio en Ottawa por casos de antisemitismo.

Es que en la capital canadiense crecen protestas por las restricciones del Covid que, según la policía, dieron lugar a informes de comportamiento amenazante, ilegal e intimidatorio por parte de los manifestantes.

“Tenemos una serie de incidentes de odio que estamos investigando”, dijo el jefe de policía de Ottawa, Peter Sloly, tras anunciar la línea directa. «Animamos a cualquier persona que haya sido víctima de un delito de odio o que esté expuesta a incidentes de odio a que se comunique con nosotros».

La línea directa, que estará activa 24 horas, recibirá informes de actividad delictiva, amenazas, agresiones y delitos de odio, «directamente relacionados con las manifestaciones», afirmó Sloly.

El anuncio se produjo días después de que un «Convoy de la Libertad» de camioneros llegara a Ottawa para oponerse a un mandato de vacunación reciente que exige que los camioneros que ingresen a Canadá estén completamente vacunados o enfrenten requisitos de prueba y cuarentena. La protesta creció por las restricciones de Covid-19 y se convirtió en un bloqueo de la ciudad y la obstrucción de un cruce fronterizo entre EE.UU. y Canadá.

Se acusa a los manifestantes ​de profanar un monumento nacional de guerra y acosar a residentes y trabajadores de un refugio para personas sin hogar.

El alcalde de Ottawa, Jim Watson, condenó acoso hacia una pareja que vive cerca de las protestas, por una bandera del Orgullo en su casa.

“Este tipo de tácticas de intimidación y acoso causa una gran angustia en la comunidad. Y aquí hay un ejemplo de homofobia”, dijo Watson. “Vemos ejemplos en el centro de la ciudad de racismo y antisemitismo, por lo que es una gran colección de personas que llegaron y que, francamente, aterrorizan a algunos de nuestros residentes en sus vecindarios”, expresó el mandatario de Ottawa.

La ciudad cuenta con oficiales de inteligencia, oficiales de investigación y apoyo multijurisdiccional. Además, hay varias investigaciones criminales en curso «desde sobornos hasta amenazas de asalto y operación peligrosa de vehículos», remarcó Sloly.

“No importa dónde viva, no importa dónde estén registrados sus vehículos, si vino aquí y cometió un delito. Si cometió un delito de odio, lo investigaremos. Y si es necesario, lo arrestaremos y lo procesaremos”, advirtió el jefe de policía.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmó: “Los canadienses están conmocionados y francamente disgustados por el comportamiento de algunas personas que protestaron en la capital de nuestra nación”.

“Quiero ser muy claro: no nos intimidan los que insultan y maltratan a los trabajadores de las pequeñas empresas y roban comida a los desamparados. No cederemos ante quienes enarbolan banderas racistas. No cederemos ante quienes cometen actos de vandalismo o deshonran la memoria de nuestros veteranos”, aseveró.

Vía CNN

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here