La dirigencia judía argentina le rendirá un homenaje al ex embajador en Israel, Atilio Molteni, recientemente fallecido

la-dirigencia-judia-argentina-le-rendira-un-homenaje-al-ex-embajador-en-israel-atilio-molteni-recientemente-fallecido
la-dirigencia-judia-argentina-le-rendira-un-homenaje-al-ex-embajador-en-israel-atilio-molteni-recientemente-fallecido

Con gran dolor en el ámbito de la dirigencia judía se conoció este domingo la noticia del fallecimiento del Dr. Atilio Molteni, ex embajador argentino en Israel. Tenía 81 años.

Por iniciativa del ex presidente de AMIA, Guillermo Borger, la dirigencia judía argentina le rendirá un homenaje el lunes 14 de marzo en un encuentro que se realizará en la sede de la B’nai B’rith argentina con la presencia del ex embajador en Israel, Mariano Caucino. En el mismo recordarán al destacado diplomático que compartió reuniones y capacitaciones con dirigentes judíos en muchas oportunidades

Entre 2002 y 2010 se desempeñó como embajador en Israel. Un cargo en el que fue reconocido por propios y extraños como el mejor representante que tuvo la Argentina en años ante el estado hebreo.

Encuentro-dirigencia-judia-con-el-ex-embajador-en-Israel-atilio-molteni
Encuentro-dirigencia-judia-con-el-ex-embajador-en-Israel-atilio-molteni

Molteni afirmó que: “Ser embajador en Israel es una de las experiencias más fascinantes a las que puede aspirar un diplomático. Su ejercicio es el equivalente a un doctorado en Política Internacional intensivo”.

Precisamente Mariano Caucino, escribió una columna en Infobae sobre Atilio Molteni. «Una vez retirado, supo combinar lo útil con lo conveniente, amalgamando su pasión por la navegación a vela, sus nietos y su inagotable curiosidad intelectual. Siguió estudiando, convirtiéndose tal vez en el mayor experto diplomático argentino en asuntos de Medio Oriente. Un área de interés que lo llevó a ser designado director del Comité de Estudios sobre el particular en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

Leer más: Lanzamiento del polo educativo en el Distrito Hacoaj

Lo conocí por intermedio de un amigo en común -el diplomático Manuel Benítez de Castro- cuando regresó a Buenos Aires al alcanzar la edad de retiro. De inmediato y pese a la diferencia generacional, me honró con su amistad y siempre me profesó un gran aprecio personal. A la vez que me distinguió con un gran reconocimiento profesional por el que siempre le estaré agradecido.

Años más tarde, cuando me desempañaba como embajador en Israel durante el gobierno del presidente Mauricio Macri, tuve la enorme satisfacción de invitarlo a regresar a Tel Aviv para presentar su libro “La Argentina y Medio Oriente”, publicado poco tiempo antes.

La ocasión quiso que las fechas coincidieran con el aniversario de los setenta años de las relaciones diplomáticas entre Argentina e Israel y Molteni fue uno de los oradores en un seminario en el que participaron el Embajador Modi Ephraim (entonces director general para América Latina de la Cancillería israelí), Raanan Rein (historiador y vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv), Mario Montoto (presidente de la Cámara Argentina-Israel), Polly Deutsch (presidente de la Asocicación de Amigos de TAU), Juan Domingo Manguel (hijo del primer embajador argentino en Israel nombrado por el general Perón) y numerosos académicos, dirigentes políticos, empresarios y diplomáticos representativos de todos los sectores de la sociedad israelí.

Leer más: Recuperaron la estatua de Ana Frank robada en Puerto Madero

Fue allí, al comprobar el aprecio y el respeto que la comunidad argentina, los diplomáticos israelíes y el personal de la Embajada guardaban por él, donde terminé de conocer a ese gran argentino que fue Atilio Molteni. Un hombre que dedicó su vida al Servicio Exterior.  Me regaló su amistad y una infinidad de enseñanzas, consejos y lecciones de incalculable valor por los que estaré eternamente agradecido». 

 Hace 40 años vivió su momento más difícil ya que debió cerrar la embajada en Londres en abril de 1982. Fue luego de que las tropas argentinas desembarcaran en Malvinas con la misión de recuperar las islas. Lo que desembocó en la guerra contra Gran Bretaña.

En ese momento Molteni era encargado de negocios en la sede diplomática en Londres. Acompañaba al embajador Carlos Ortiz de Rosas, a quien el gobierno militar le asignó una misión en la Santa Sede para alejarlo de Gran Bretaña. La Armada, incluso, había intentado sin éxito designar en Londres a un militar.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here