El Papa Francisco comparó la invasión a Ucrania con el Holocausto

el-papa-francisco-comparo-la-guerra-en-ucrania-con-el-holocausto
el-papa-francisco-comparo-la-guerra-en-ucrania-con-el-holocausto

El papa Francisco comparó este miércoles la guerra en Ucrania con la Shoá (Holocausto). Renovó su pedido de rezar «por la paz» ante el conflicto en el país europeo invadido por Rusia.

«El pasado lunes el Centro de Relaciones Judíos católicos de la Universidad Católica de Lublin conmemoró el aniversario de la Operación Reinhardt, que causó el exterminio durante la Segunda Guerra Mundial de casi dos millones de víctimas, principalmente de origen judío», recordó el Papa durante la Audiencia General que encabezó en el Vaticano.

Al saludar a los fieles polacos, el Papa pidió que «el recuerdo de este horrible evento suscite en todos propósitos y acciones de paz».

«La historia se repite, se repite, vemos ahora lo que sucede en Ucrania. Rezamos por la paz», planteó Francisco en ese marco.

Con más de 100 intervenciones contra la guerra desde el inicio del conflicto, el Papa renueva cada semana su pedido de cese el fuego y negociaciones que lleven a la paz, al tiempo que ofreció a Rusia y a Ucrania una mediación vaticana que por el momento  aceptaron los países en guerra.

«Pueblo martirizado»

En una reciente entrevista con la revista jesuita América, el Papa afirmó que los ucranianos son «un pueblo martirizado» por la «crueldad rusa». Esto generó que los rusos reaccionaron duramente acusándolo de «una escandalosa perversión de la verdad».

«Si hay un pueblo martirizado es porque alguien lo martiriza. Cuando hablo de Ucrania hablo de los más crueles porque tengo mucha información sobre la crueldad de las tropas que entran al país», señaló el Papa argentino.

Leer más: Ex secretaria nazi dice que “lo siente” y pide la absolución de su juicio

En esa oportunidad, la encargada de responder fue la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, María Zajarova, quien dijo que las manifestaciones del Papa no solo exhiben “rusofobia” sino también “una escandalosa perversión de la verdad”.

Hace varios meses Francisco se propuso como mediador y se esperaba que aprovechara su amistad con el patriarca ruso Kiril (Cirilo). El Patriarca tiene una notable influencia sobre Putin, que se convirtió a la religión cristiana ortodoxa, para abrir un diálogo de paz con el presidente de Rusia.

Pero el Papa dijo en una entrevista que el patriarca “no puede convertirse en el monaguillo de Putin”. Tamaña declaración fue considerada totalmente ofensiva por el patriarca y el mismo presidente ruso.

Clarín

 

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí