Innovación sustentable: sistemas israelíes cargan vehículos eléctricos en 15 minutos

Innovación sustentable: sistemas israelíes cargan vehículos eléctricos en 15 minutos
Innovación sustentable: sistemas israelíes cargan vehículos eléctricos en 15 minutos

Una empresa israelí que ha desarrollado un sistema de recarga rápida de vehículos eléctricos (VE) basado en la tecnología de volantes de inercia cinéticos está impulsando los primeros acuerdos comerciales y ya ha sido utilizada en otros países como Alemania, Austria y EEUU.

El sistema, desarrollado por Zooz Power, antes conocida como Chakratec (zooz significa “mover” en hebreo), toma energía de la red para hacer girar ocho ruedas de acero por unidad, 17.000 veces por minuto. Cada rueda pesa alrededor de media tonelada. El proceso convierte la energía eléctrica en energía cinética.

Cuando un vehículo llega a recargarse, el giro se ralentiza para cambiar esa energía cinética de nuevo en energía eléctrica y para introducirla en la batería del vehículo a una intensidad tal que la batería se recarga completamente en unos 15 minutos.

El director general de Zooz Power, Boaz Weizer, comparó el intenso impulso de recarga que proporciona el sistema de la empresa con la descarga de un inodoro para liberar mucha agua rápidamente.

Al utilizar la física en lugar de la química, el recargador cinético evita problemas medioambientales como el uso masivo de agua y la contaminación asociada a la extracción de litio. El litio, un mineral, se utiliza para las baterías de iones de litio, el recipiente de almacenamiento más común hoy en día.

Leer más – El gobierno de Lula reivindica la creación de un estado palestino y advierte a Israel

A diferencia de las baterías de litio, que se debilitan con el tiempo (pensemos en el smartphone), el sistema cinético sigue produciendo el mismo nivel de electricidad, dijo Weizer.

Según un analista de sostenibilidad, la huella de carbono del sistema Zooz Power, desde la producción y las cadenas de suministro hasta el funcionamiento y el reciclaje o el enterramiento en vertederos, produce 23 veces menos emisiones de dióxido de carbono equivalente por kilovatio hora (kWh) que una batería de iones de litio: 0,0027 kilogramos de CO₂ equivalente frente a 0,0620 kilogramos de la batería.

A lo largo de un ciclo de vida de 15 años, el Zooster-100 toma 666.667 kWh de la red para crear 600.000 kWh de energía cinética y libera 540.000 kWh de recarga. Weizer explicó que todos los sistemas de almacenamiento de energía tienen pérdidas y que un 80% de pérdidas es “bastante bueno”.

El objetivo de Zooz Power es proporcionar una recarga rápida de los vehículos eléctricos en zonas donde la red eléctrica aún no es lo suficientemente potente como para dar ese impulso rápido.

Weizer comparó el actual periodo de transición de los vehículos de combustión a los VE con el que acompañó a la introducción de los teléfonos móviles. En este último caso, la recepción era escasa fuera de los principales centros urbanos hasta que se pudieron instalar antenas en todo el país, un proceso que llevó tiempo.

En Israel se comenzó una prueba piloto instalando una unidad en una estación de gasolina cerca de una de las autopistas principales del país. La tecnología ya ha sido utilizada en otros países como Alemania, Austria y EEUU.

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí