Se abre la embajada indígena en Jerusalén para combatir narrativas falsas

Se inauguró la embajada indígena en Jerusalén
Se inauguró la embajada indígena en Jerusalén

Ataviados con coloridos trajes tradicionales, pueblos nativos de todo el mundo pronunciaron discursos, cantaron, bailaron y tocaron tambores para celebrar la inauguración de la embajada indígena en Jerusalén.

La embajada servirá como un antídoto muy necesario contra las falsas afirmaciones de los palestinos de que no hay evidencia de vida judía en Israel antes de 1948.

Este suceso debe en parte a los esfuerzos de la Coalición Indígena por Israel (CICI), un grupo con sede en Nueva Zelanda fundado por nativos maoríes para contrarrestar la narrativa falsa sobre el conflicto palestino-israelí que se ha «afianzado entre los pueblos indígenas» y que “a menudo se ha convertido en antisemitismo”, según anuncian en su sitio web.

«Reconocemos que los judíos son el pueblo indígena de esta tierra, y estamos con ustedes y su lucha», dijo la cofundadora del CICI, Sheree Trotter. Además, afirmó que la Tierra de Israel es el lugar donde la ‘nación’ judía se forjó, desarrolló su lengua y literatura sagrada, se iniciaron las creencias, costumbres y tradiciones. Es el lugar más sagrado del mundo para los judíos. Esta profunda conexión con una tierra en particular y sus ancestros son características definitorias de la indigeneidad”.

Trotter expresó su esperanza de que la embajada indígena en Jeruslén se convierta en un centro de información y un espacio de bienvenida para los pueblos indígenas que visitan Israel. También, para que actúe como un centro para “galvanizar” el apoyo indígena mundial. La embajada desarrollará un departamento de producción digital para contrarrestar la información errónea sobre Israel y “para contar la historia de nuestra amistad indígena”.

Imagen

A su vez, la embajada albergará simposios académicos y se convertirá en una atracción turística. «Planeamos tener una presencia de ONG en las Naciones Unidas con el tiempo», añadió.

Si bien no es una embajada en el sentido ordinario (no representará a los gobiernos de las naciones anfitrionas de los pueblos indígenas ni a los propios pueblos indígenas), fue reconocida como embajada por el Estado de Israel.

Los más de 200 asistentes aplaudieron al enterarse por Gil Haskell, jefe de Protocolo de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, que la embajada es la número 100 en abrirse en el Estado judío.

Tendrá su sede en el Museo Amigos de Sión en el centro de Jerusalén.

Los pueblos indígenas celebran la inauguración de su nueva embajada en el Museo Amigos de Sión en Jerusalén.  (crédito: MAAYAN JAFFE-HOFFMAN)

Fleur Hassan-Nahoum, vicealcaldesa de Jerusalén, dijo a JNS que cuando se le acercaron grupos indígenas que querían una embajada, ella inmediatamente supo adónde ir. «Llamé al Museo Amigos de Sión y dije que aquí hay una oportunidad para cambiar la narrativa de que los judíos son de alguna manera ocupantes extranjeros de nuestra propia tierra», contó.

Mike Evans, fundador del museo y conocido evangelista cristiano, manifestó ante JNS que estuvo de acuerdo. “Dije que sí, 100%. Nuestra visión es construir puentes. Y este fue un puente enorme. Hay casi mil millones de indígenas en el mundo. Esto tiene un gran potencial”, afirmó.

 

 

Vía World Israel News

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí