Es argentino, de la comunidad judía, se enamoró del calor de Ecuador, abrió un cafetín tropical y triunfa como el “Rey del choripán”

Es argentino, de la comunidad judía, se enamoró del calor de Ecuador, abrió un cafetín tropical y triunfa como el “Rey del choripán”
Es argentino, de la comunidad judía, se enamoró del calor de Ecuador, abrió un cafetín tropical y triunfa como el “Rey del choripán”

Eduardo Blusztein lleva muchos años fuera de la Argentina. Era muy joven cuando decidió dejar su barrio de Chacarita para comenzar una nueva vida en Estados Unidos. Fue pocos años antes del regreso de la democracia. “La situación en 1981 estaba bien difícil. Yo era muy joven. En la grifería donde trabajaba había mucho sindicalismo y mucho riesgo por la represión que había. Generalmente la gente joven era la más sospechosa. Aunque nunca me metí en nada, era una situación muy difícil. Así que tomé la decisión de irme”, explica el hombre que se había recibido de técnico químico y también había trabajado en varios laboratorios medicinales.

Llegó a Guayaquil en 1983 por una visita a unos amigos. Siempre le había gustado la idea de vivir en un lugar con clima cálido porque había sufrido el frío en Buenos Aires. “Me gustó el clima, el calorcito, andar de manga corta”, explica. Cerca de la línea del Ecuador la temperatura promedio anual oscila entre los 26 y 27 grados. En ese verano eterno, el porteño montó su primer negocio: “un cafetín de Buenos Aires con estilo tropical”. Ahí empezó a vender sus primeros choripanes cuando nadie en esa ciudad los conocía y los hacía de forma artesanal. “La gente los confundía con los panchos, los hot dogs”. Blusztein cree haber sido el pionero en difundir el producto en esas tierras y desde entonces, el éxito lo acompañó en todos sus emprendimientos.

Después de 27 años vendió el cafetín choripanero y tropical y empezó a trabajar con Fórmulas Argentinas, una marca de productos envasados al vacío que logró comercializar en la cadena de supermercados más grande del país, llamada Mi Comisariato, que cuenta con 140 puntos de venta. En las panaderías de esa cadena de supermercados, los choripanes se venden para comer al paso.

Leer más – Se conoció la carta que Isaac Herzog le envió a Javier Milei por el respaldo de Argentina ante el ataque de Irán

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí