Las FDI revelaron su informe interno sobre la masacre del 7 de octubre en el kibutz Be’eri

Imágenes posteriores a la masacre en el kibutz Be'eri
Imágenes posteriores a la masacre en el kibutz Be'eri

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dieron a conocer su informe detallado sobre lo sucedido el 7 de octubre en el kibutz Be’eri.

En la mañana del 7 de octubre de 2023, cientos de terroristas de Hamás irrumpieron en la desprevenida comunidad del kibutz Be’eri, en la frontera de Gaza, en lo que se convertiría en uno de los campos de exterminio más letales, y el peor ataque contra una sola comunidad.

Los residentes tuvieron que valerse por sí mismos durante largas horas, mientras el ejército, aturdido por el ataque sorpresa a docenas de pueblos y en completo desorden, no pudo acudir a su rescate mientras los terroristas se movían de casa en casa, secuestrando, brutalizando y masacrando a civiles hasta bien entrada la tarde.

En total, 101 civiles y 31 miembros del personal de seguridad murieron en Be’eri (una comunidad de unos 1.000 habitantes). Otros 30 residentes y dos civiles más fueron tomados como rehenes por los terroristas de Hamás, 11 de los cuales siguen en Gaza. Al menos 125 viviendas de la comunidad resultaron dañadas y destruidas en medio de los combates.

Las FDI presentaron este jueves su investigación sobre la batalla en el kibutz, destacando el heroísmo del equipo de seguridad local de Be’eri y otras fuerzas israelíes que participaron en los combates, así como los colosales fracasos del ejército que permitieron la masacre.

Se trata de la primera de sus investigaciones detalladas de las numerosas batallas de ese día. Be’eri fue la comunidad más afectada por el ataque de Hamás del 7 de octubre.

Los dolientes se reúnen alrededor de las tumbas de Lianne Sharabi y sus dos hijas, Noiya, de 16 años, y Yahel, de 13, durante su funeral en Kfar Harif, Israel, el 25 de octubre de 2023. Las tres fueron asesinadas por terroristas de Hamas el 7 de octubre en el kibutz Be'eri
Los dolientes se reúnen alrededor de las tumbas de Lianne Sharabi y sus dos hijas, Noiya, de 16 años, y Yahel, de 13, durante su funeral en Kfar Harif, Israel, el 25 de octubre de 2023. Las tres fueron asesinadas por terroristas de Hamas el 7 de octubre en el kibutz Be’eri

La investigación que realizó el mayor general (retirado) Mickey Edelstein, ex comandante de la División de Gaza, abarca todos los aspectos de los combates en el kibutz ese día.

Edelstein y su equipo —ninguno de los cuales tuvo participación alguna en los hechos, según las FDI— pasaron cientos de horas investigando el ataque y la batalla en Be’eri, revisando todas las fuentes posibles de información, desde los mensajes de WhatsApp de los residentes hasta las comunicaciones de radio israelíes y de Hamás, así como videos de vigilancia, imágenes aéreas, entrevistas a sobrevivientes y a quienes lucharon, además de visitas al lugar.

Según los militares, la investigación de Be’eri se presentó en primer lugar entre la larga lista de investigaciones de las FDI sobre el ataque del 7 de octubre por dos motivos. En primer lugar, las FDI consideran que la investigación de Be’eri es la primera que está lista para presentar al público, aunque todavía hay que pulir algunos detalles finales; y en segundo lugar, los militares ven la presentación de la investigación como una forma de reconstruir la confianza con el kibutz en particular y con el público israelí en general, tras los fracasos de las FDI el 7 de octubre.

Sangre en las casas cuando los terroristas de Hamás masacraron a los residentes del kibutz Be'eri el 7 de octubre de 2023
Sangre en las casas cuando los terroristas de Hamás masacraron a los residentes del kibutz Be’eri el 7 de octubre de 2023

La investigación de Be’eri tiene como objetivo extraer conclusiones operativas específicas para el ejército. Pero no examinó un panorama más amplio de la percepción que el ejército tenía de Gaza y de Hamás en los últimos años, que se tratará en investigaciones separadas y más amplias sobre la inteligencia y las defensas de las FDI. El ejército tampoco está analizando las políticas establecidas por los líderes políticos, en un intento de evitar un enfrentamiento con los líderes del gobierno, que insistieron en que esas investigaciones deben esperar hasta que termine la guerra contra Hamás.

El informe concluyó que las FDI “fracasaron en su misión de proteger a los residentes del Kibutz Be’eri”. En gran parte porque el ejército nunca se preparó para un evento de tal magnitud: una comunidad israelí capturada por terroristas, así como un ataque a gran escala en numerosas ciudades y bases del ejército simultáneamente por parte de miles de terroristas.

Las FDI se entrenaron para “intrusiones únicas”. Como resultado, sus fuerzas se desplegaron de tal manera que no hubo tropas que pudieran enviarse al kibutz Be’eri en medio del ataque a gran escala.

La investigación concluyó que el ejército tuvo dificultades para hacerse una idea clara del suceso en Be’eri hasta la tarde. Igualmente, el equipo de seguridad local proporcionó información sobre los combates que comenzaron a primera hora de la mañana. También concluyó que las autoridades de seguridad no avisaron adecuadamente a Be’eri del ataque.

Un cuerpo tras el devastador ataque de los terroristas de Hamás en el kibutz Be'eri
Un cuerpo tras el devastador ataque de los terroristas de Hamás en el kibutz Be’eri

Según la investigación, las FDI tuvieron dificultades para comandar y controlar la situación durante las primeras horas de los combates allí.

Durante el ataque, numerosas unidades participaron en la lucha contra Hamás en el kibutz y hubo poca coordinación, lo que llevó a que un gran número de tropas se reunieran fuera de la comunidad y no participaran inmediatamente en los combates.

A algunas tropas se les ordenó no entrar a combatir, sino ayudar a evacuar a los civiles; otras lucharon inicialmente dentro del kibutz, pero luego se retiraron para evacuar a los soldados heridos; y en algunos casos, las tropas esperaron a que llegaran sus comandantes antes de entrar.

Más tarde, por la noche, los comandantes estaban informando a las tropas antes de entrar para evitar el fuego amigo, lo que también provocó una gran concentración de tropas fuera de Be’eri.

Tumbas de los residentes del kibutz Be'eri que fueron asesinados por terroristas de Hamás el 7 de octubre, en el kibutz Revivim
Tumbas de los residentes del kibutz Be’eri que fueron asesinados por terroristas de Hamás el 7 de octubre, en el kibutz Revivim

La investigación también encontró casos en los que las tropas actuaron de forma inapropiada hacia los civiles. Por ejemplo, no protegerlos durante ataques con cohetes en la zona.

El equipo de investigación también determinó que los residentes de Be’eri y los miembros del equipo de seguridad local del kibutz lograron mantener la línea durante las primeras horas del ataque, evitando que los terroristas masacraran a más civiles.

Yair Avital, miembro del equipo de seguridad local del kibutz Be'eri
Yair Avital, miembro del equipo de seguridad local del kibutz Be’eri

La investigación también señaló fallas tácticas en medio de la batalla en Be’eri. Algunas «comprensibles» dadas las circunstancias, que incluyen falta de información y una situación altamente tensa y caótica, y fallas que ocurrieron debido a una toma de decisiones equivocada por parte de los comandantes.

Los fracasos por decisiones equivocadas incluyeron algunas unidades que entraron en Be’eri y luego se retiraron; el hecho de que durante las primeras siete horas del ataque sólo 13 tropas y 13 miembros del equipo de seguridad local del kibutz y otros civiles armados estaban luchando contra la invasión; y que en un puñado de casos se les dio prioridad a los soldados heridos en la evacuación sobre los civiles.

Esta infografía de las FDI muestra un gráfico que muestra la cantidad de tropas de las FDI contra los terroristas durante los combates en el kibutz Be'eri
Esta infografía de las FDI muestra un gráfico que muestra la cantidad de tropas de las FDI contra los terroristas durante los combates en el kibutz Be’eri

Más de 300 terroristas de Hamás invadieron Be’eri. Al menos 100 fueron abatidos por las fuerzas israelíes en el kibutz, y 18 capturados vivos.

El jefe de las FDI, Herzi Halevi, dijo que si bien esta era solo la primera investigación sobre el ataque, que no refleja el panorama completo del 7 de octubre, “ilustra claramente la magnitud del fracaso y las dimensiones del desastre que les sobrevino a los residentes del sur que protegieron a sus familias con sus cuerpos durante muchas horas. Y las FDI no estuvieron allí para protegerlos”.

Además, afirmó que investigaciones adicionales proporcionarán un panorama más completo del ataque y permitirán a las FDI sacar conclusiones operativas que se implementarán de inmediato.

Las FDI también crearán un sitio web para ver públicamente los hallazgos y que se actualizará con investigaciones adicionales sobre las batallas de ese día.

Durante el ataque de Hamás hubo unos 40 lugares de batalla.

Las FDI esperan presentar todas las investigaciones a finales de agosto.

 

Vía The Times of Israel

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí