Donald Trump, tras la firma de los Acuerdos Abraham: «Estamos aquí para cambiar el curso de la historia»

Firma de los Acuerdos Abraham en la Casa Blanca
Firma de los Acuerdos Abraham en la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló tras la firma de paz entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein en la Casa Blanca.

Discurso completo:

La Primera Dama y yo (Donald Trump) tenemos el honor de dar la bienvenida al Primer Ministro de la Casa Blanca, Netanyahu de Israel, y a la Sra. Netanyahu. Y el Ministro de Relaciones Exteriores Abdullah bin Zayed, de Emiratos Árabes Unidos (EAU). Y el canciller Abdullatif Al Zayani de Bahrein. Gracias.

Estamos aquí esta tarde para cambiar el curso de la historia. Después de décadas de división y conflicto, marcamos el amanecer de un nuevo Oriente Medio. Gracias al gran valor de los líderes de estos tres países, damos un gran paso. Un futuro en el que personas de todas las religiones y orígenes vivan juntas en paz y prosperidad.

Estos líderes visionarios firmarán los dos primeros acuerdos de paz entre Israel y el estado árabe en más de un cuarto de siglo. En toda la historia de Israel, anteriormente solo hubo dos acuerdos de este tipo. Ahora logramos dos en un solo mes, y aún quedan más.

Israel, EAU y Bahrein establecerán embajadas, intercambiarán embajadores y comenzarán a cooperar. Trabajarán juntos con tanta fuerza para cooperar como socios en una amplia gama de sectores. Desde el turismo hasta el comercio y la atención médica a la seguridad. Van a trabajar juntos. Ellos son amigos.

Los Acuerdos de Abraham también abren la puerta para que los musulmanes de todo el mundo visiten los lugares históricos de Israel y oren pacíficamente en la Mezquita Al-Aqsa en Jerusalén, el tercer lugar más sagrado del Islam.

Juntos, estos acuerdos servirán como base para una paz integral en toda la región, algo que nadie pensó que fuera posible. No sólo hoy en día; tal vez en muchas décadas a partir de ahora, pero basados en intereses compartidos, respeto mutuo y amistad.

A nuestros invitados de honor de Israel, EAU y Bahrein: Felicitaciones por este logro excepcional. Felicidades. Fantástico.

Durante generaciones, el pueblo de Oriente Medio se vio frenado por viejos conflictos, hostilidades, mentiras y traiciones. Tantas cosas los frenaron. En realidad, mentiras de que judíos y árabes eran enemigos y que atacaban la mezquita de Al-Aqsa. Constantemente, dirían que estaba bajo ataque.

Estas mentiras, transmitidas de generación en generación, alimentaron un círculo vicioso de terror y violencia que se extendió por la región y el mundo.

Estos acuerdos demuestran que las naciones de la región se están liberando de los enfoques fallidos del pasado. La firma de hoy marca la historia en un nuevo curso. Y habrá otros países muy, muy pronto, que seguirán a estos grandes líderes.

El pueblo de Oriente Medio ya no permitirá que se fomente el odio a Israel como excusa para el radicalismo o el extremismo. Muy importante. Y ya no permitirán que se les niegue el gran destino de su región.

En mi primer viaje al extranjero como presidente, tuve el honor de dirigirme a los líderes de más de 54 naciones árabes y musulmanas en Arabia Saudita.

Mi mensaje de ese día fue muy simple: insté a las naciones de Oriente Medio a dejar de lado sus diferencias. Que se unan contra el enemigo común de la civilización y trabajar juntos hacia los nobles objetivos de seguridad y prosperidad. Ofrecí la amistad y ayuda de Estados Unidos. Pero dije claramente que las naciones de la región tenían que decidir qué tipo de futuro querían para sus hijos, para sus familias y para su propia nación. Nadie podía tomar esa decisión por ellos; tenían que hacerlo ellos mismos.

Hoy, el mundo ve que está eligiendo la cooperación sobre el conflicto, la amistad sobre la enemistad, la prosperidad sobre la pobreza y la esperanza sobre la desesperación. Están eligiendo un futuro en el que árabes e israelíes, musulmanes, judíos y cristianos puedan vivir juntos. Que puedan rezar y soñar juntos, uno al lado del otro, en armonía, comunidad y paz.

Una vez más, permítaseme felicitar al pueblo de Israel, al pueblo deEAU y al pueblo del Reino de Bahrein. Dios los bendiga a todos. Este es un día increíble para el mundo. Esta es una ocasión realmente maravillosa y hermosa.

Quiero agradecer a todos los congresistas por estar aquí: senadores, congresistas, hombres y mujeres. Lo apreciamos mucho. Todos querían estar aquí. Es un día muy importante para el mundo. Es un día muy importante para la paz.

Donald Trump

 

Vía The Jerusalem Post / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here