Uno de los fundadores de Hezbollah falleció por COVID-19

Uno de los fundadores de Hezbollah falleció por COVID-19
Uno de los fundadores de Hezbollah falleció por COVID-19

Se confirmó que falleció por COVID-19 Ali Akbar Mohtashamipour, un clérigo chiíta que, como embajador de Irán en Siria, ayudó a fundar el grupo terrorista libanés Hezbollah.

Fue un aliado cercano del fallecido líder supremo de Irán, el ayatolá Ruhollah Khomeini. Formó en la década de 1970 alianzas con grupos musulmanes en todo el Medio Oriente.

Leer más – Lamentable frase de Horacio Verbitsky: «Knoblovits sólo representa al club Hacoaj, donde se reúne la reducida pero ostentosa clase alta judía»

Después de la Revolución Islámica, ayudó a fundar la Guardia Revolucionaria paramilitar en Irán y, como embajador en Siria, llevó la fuerza a la región para ayudar a formar Hezbollah.

En sus últimos años, se unió lentamente a la causa de los reformistas en Irán, con la esperanza de cambiar la teocracia de la República Islámica desde adentro de acuerdo a información de Enlace Judío.

Respaldó a los líderes de la oposición Mir Hossein Mousavi y Mahdi Karroubi en las protestas del Movimiento Verde de Irán. Las mismas siguieron a la disputada reelección en 2009 del entonces presidente Mahmoud Ahmadinejad.

“Si todo el pueblo toma conciencia, evita las medidas violentas y continúa su confrontación civil con eso, ganarán”. Eso dijo Mohtashamipour en ese momento, aunque Ahmadinejad finalmente permanecería en el cargo. “Ningún poder puede resistir la voluntad de la gente”, afirmó.

Tres años antes, participó en una conferencia muy difamada organizada por Ahmadinejad con el propósito de negar el Holocausto.

Leer más – Israel comenzó a vacunar contra COVID-19 a menores de entre 12 a 15 años

“Todos los estudios e investigaciones realizados hasta ahora han demostrado que no hay razón para creer que el Holocausto haya ocurrido alguna vez y que es solo una historia”, dijo en la conferencia.

Mohtashamipour murió en un hospital en el norte de Teherán después de contraer el virus, informó la agencia de noticias estatal IRNA.

Leer más – UNRWA encuentra túnel de ataque bajo una de sus escuelas en Gaza

El clérigo, que vestía un turbante negro que lo identificaba en la tradición chiíta como descendiente directo del profeta Mahoma del Islam, había estado viviendo en la ciudad santa chií de Najaf, Irak, durante los últimos 10 años después de las disputadas elecciones en Irán.

El jefe judicial de línea dura, Ebrahim Raisi, ahora considerado el principal candidato en las elecciones presidenciales de Irán la próxima semana, ofreció sus condolencias a la familia de Mohtashamipour.

“El fallecido era uno de los guerreros santos en el camino hacia la liberación de Jerusalén. Uno de los pioneros en la lucha contra el régimen sionista usurpador”, dijo Raisi, según IRNA.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here