Despidieron al director de la ceremonia inaugural de los JJOO por hacer una broma sobre el Holocausto

Kentaro Kobayashi
Kentaro Kobayashi

El director del espectáculo de la ceremonia de apertura de los JJOO de Tokio fue despedido previo al evento por bromear sobre el Holocausto.

Se trata de Kentaro Kobayashi, quien realizó un sketch de comedia en 1998 banalizando el Holocausto, y el video se viralizó en las últimas horas.

«Salió a la luz que, durante una actuación pasada, usó un lenguaje burlándose de un hecho trágico de la historia», dijo a los periodistas el director de Tokio 2020, Seiko Hashimoto.

«El comité organizador decidió relevar a Kobayashi de su puesto», añadió.

Kobayashi y un compañero de comedia pretendieron ser un par de famosos artistas de televisión para niños. Mientras hacían una lluvia de ideas sobre una actividad que involucra papel, Kobayashi se refiere a algunos recortes de muñecos de papel, describiéndolos como «los de esa época en que dijiste ‘juguemos al Holocausto'», lo que provocó la risa de la audiencia.

Luego, la dupla bromeó sobre cómo un productor de televisión se enojó por la sugerencia de una actividad del Holocausto.

En un comunicado, Kobayashi se disculpó y describió que la obra de teatro contenía líneas «extremadamente inapropiadas».

“Fue de una época en la que no podía hacer reír como quería. Creo que traté de captar la atención de la gente de una manera superficial”, manifestó.

Kobayashi, una figura muy conocida del teatro en Japón, es el último miembro del equipo de la ceremonia de apertura en dejar de ser parte del equipo.

Por otra parte, el director creativo de las ceremonias de apertura y clausura, Hiroshi Sasaki, renunció en marzo después de sugerir que una comediante de talla grande apareciera como un cerdo.

Y el lunes, un compositor de la ceremonia renunció luego de una protesta por viejas entrevistas en las que describió abusar de compañeros de escuela discapacitados.

Una pieza musical de cuatro minutos que compuso fue retirada de la ceremonia. De todas formas, los organizadores no dejaron claro cómo el despido de Kobayashi podría afectar el evento.

«Todavía estamos considerando cómo llevar a cabo la ceremonia de apertura mañana», aseveró Hashimoto, teniendo en cuenta que el director de la apertura de los JJOO, por su banalización del Holocausto, ya no participará. «Quiero llegar a una conclusión lo más rápido posible».

Los detalles de la ceremonia de apertura se mantienen en secreto. Las estrictas reglas del coronavirus permiten 950 personas en las gradas del Estadio Olímpico, que tiene capacidad para 68.000 personas para la extravagancia.

 

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here