Encuentran los tefilín de un líder judío ejecutado hace 75 años

Dov Gruner
Dov Gruner

Décadas después de que se perdieran, los tefilín del líder judío Dov Gruner se expondrán en el Centro del Patrimonio de Menachem Begin en Jerusalén.

Gruner, combatiente del Irgun, fue ahorcado por los británicos en 1947 tras ser capturado durante un asalto a la comisaría de Ramat Gan.

“Cuando empezamos a trabajar en el Centro Begin en 2000, recibimos mucho material de archivo que se almacenó durante años en el Instituto Jabotinsky. Allí se guardaban todo tipo de recuerdos que Menachem Begin recibió y objetos personales que coleccionaba”, dijo Rami Stavi, del Centro Begin.

“Entre todos los montones de materiales había dos juegos de tefilín. Uno que aún no descubrimos a quién pertenecía. El segundo, un juego de tefilín en una pequeña bolsa con la misteriosa palabra ‘tzav’ [orden o mandato en hebreo] escrita”, relató Stavi.

“Ya entonces se insinuaba que los tefilín pertenecían a uno de los Olei Hagardom [los 12 combatientes judíos del Irgun y el Lehi anteriores a la independencia ejecutados por las autoridades obligatorias británicas]. Le pregunté al ayudante mitológico de Begin, Yehiel Kadishai. Me dijo que creía que pertenecía a uno de los Olei Hagardom, pero que no tenía ni idea de a quién”, contó.

El tefilín del combatiente del Irgun Dov Gruner

Pasaron los años hasta que un día, cuando Stavi investigó el origen de otro objeto, vio un recorte de periódico que revelaba toda la historia. El artículo (febrero 1978) relata que el día en que Gruner emprendió su última operación, dejó algunos objetos en casa de su amigo Binyamin Arenfeld. La mayoría se devolvieron a su familia, pero los tefilín se quedaron en casa de Arenfeld.

En 1978, la hija de Arenfeld decidió dárselos al antiguo comandante del Irgun, el entonces primer ministro Begin.

“Gruner era un visitante frecuente de nuestra casa”, afirmó, por su parte, en el artículo. Además, dijo: “El día que salió en su última operación, comió con mis padres en nuestra casa de Tel Aviv. Y luego se fue sin decir a dónde iba. Nunca volvió de esa operación”.

Además de los tefilín, la hija de Arenfeld también regaló a Begin dos postales que Bruner escribió en húngaro.

 

Vía Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here