Israel retira la residencia en Jerusalén a un abogado del grupo terrorista FPLP

Salah Hamouri
Salah Hamouri

Israel anunció que le retiró la residencia en Jerusalén a Salah Hamouri, abogado del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

La decisión la tomó la ministra del Interior del gobierno de Israel, Ayelet Shaked, quien afirmó que despojarán al abogado palestino de su residencia en Jerusalén y lo deportarán a Francia (tiene ciudadanía), alegando que se trata de un agente terrorista perteneciente al FPLP.

Shaked también amenazó con desencadenar una disputa diplomática con Francia, que inicialmente se opuso a la deportación.

Hamouri, residente de toda la vida en Jerusalén y con ciudadanía francesa, lleva desde marzo en detención administrativa, una herramienta israelí que permite a las autoridades retener a los sospechosos sin cargos durante meses.

“Debemos luchar contra el terrorismo con todas las herramientas a nuestra disposición”, afirmó Shaked. “No es aceptable que terroristas como Hamouri obtengan un estatus en el país”.

El gobierno israelí asegura que Hamouri es miembro del FPLP, a quien considera organización terrorista junto con EE.UU. Trabajó como abogado de Adameer, un grupo de derechos que ayuda a los presos palestinos, incluido en la lista negra de Israel por sus supuestos vínculos con el Frente Palestino.

Pasó siete años en prisión tras ser condenado por un supuesto complot para matar al destacado rabino Ovadia Yosef, pero lo liberaron en un canje de prisioneros con el grupo terrorista Hamás en 2011. No lo condenaron en el último proceso en su contra.

Israel, sin embargo, argumentó que utiliza su residencia en Jerusalén para continuar “su actividad hostil, grave y significativa”. Los funcionarios de seguridad, además, instaron a las autoridades a avanzar rápidamente en los procedimientos contra Hamouri “a la luz de sus actividades”.

El año pasado, Shaked, por su parte, revocó sus derechos de residencia en Jerusalén, alegando una “violación de la lealtad”. Y a principios de 2022 fue puesto en detención administrativa sobre la base de pruebas secretas que no se le permitió ver.

Esta semana, el Tribunal Supremo dio vía libre a la deportación.

El presidente francés Emmanuel Macron planteó previamente su preocupación por el caso al primer ministro Yair Lapid.

 

Vía The Times of Israel / Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí