Lituania aprueba nueva ley sobre restitución del Holocausto

Parlamento de Lituania
Parlamento de Lituania

El parlamento de Lituania adoptó la Ley de Compensación por Buena voluntad, legislación para lograr los reclamos de restitución de las víctimas del Holocausto.

El Comité Judío Estadounidense (AJC) acogió con beneplácito la adopción por parte del parlamento lituano.

Dicha legislación, por su parte, se presentó por la primera ministra Ingrida Šimonytė. Además, la aprobaron el martes por un margen de 74 a 6, con dos abstenciones.

Proporciona casi 40 millones de dólares en compensación a reclamantes privados y a la Fundación de Buena Voluntad de Lituania por propiedades judías sin herederos.

“La Ley de Compensación por Buena Voluntad brinda una medida importante de justicia a los sobrevivientes del Holocausto de Lituania y sus familias por los horrores que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial y sus secuelas. Continúa el proceso de restitución de propiedad y apoya la vida judía actual en Lituania”, expresó el rabino Andrew Baker.

Šimonytė presentó el proyecto de ley en el Seimas, la legislatura lituana, a principios de este mes. Duplica el dinero que el gobierno ya había reservado para reclamos de restitución en un país donde el 90% de los judíos fueron asesinados en el Holocausto. Hoy solo quedan 5.000 judíos en el país.

Según el AJC, la nueva ley aborda cuestiones de restitución de bienes no contempladas en la legislación, adoptada en 2011, para la restitución de bienes comunales. Esa ley proporcionó 40 millones de dólares en compensación por la antigua propiedad comunal judía. Aunque representó solo un valor parcial de las propiedades, la ley estableció la Fundación Good Will y proporcionó fondos muy necesarios para apoyar la vida comunitaria judía en Lituania, restauró varios sitios del patrimonio judío y ofreció pagos modestos a los sobrevivientes necesitados.

Una parte de los 40 millones de dólares adicionales se destinará a realizar pagos a algunos reclamantes. Originalmente habían solicitado una compensación por propiedad privada pero los rechazaron en virtud de la ley de 2011.

Los fondos restantes, que ampliarán los pagos anuales a la Fundación Good Will durante otros siete años, representan el reconocimiento por parte del gobierno lituano de la propiedad judía sin dueño, a la que se hace referencia en la Declaración de Terezin de 2009.

“La Ley de Compensación por Buena Voluntad distingue a Lituania de la mayoría de los demás países de la región. Aún no tomaron ninguna medida con respecto a la propiedad sin herederos”, manifestó Baker. “Los fondos tendrán un impacto significativo en el fortalecimiento y el apoyo a la vida comunitaria judía en Lituania y en la atención de las necesidades de bienestar de los ancianos, aunque solo representen una fracción del valor de las propiedades judías de antes de la guerra”.

 

Vía Arutz Sheva

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí