A los 77 años falleció «el rabino de Canadá», Reuven Bulka Z»L

Rabino Reuven Bulka Z
Rabino Reuven Bulka Z"L

Reuven Bulka Z»L, rabino de Ottawa apodado «el rabino de Canadá» por instar a los ciudadanos a abrazar la bondad, falleció a los 77 años.

El Rab murió en Nueva York, según el Ottawa Citizen, donde se había mudado para estar cerca de su familia después de que le diagnosticaran cáncer de páncreas a principios de este año. The Forward informó que su entierro fue en Israel.

Bulka se unió en 1967 a Machzikei Hadas, una congregación ortodoxa en Ottawa, y se retiró en 2015. Fue rabino emérito hasta su muerte.

“Como ‘rabino de Canadá’, el rabino Reuven Bulka inspiró a los judíos canadienses y a la gente de todo el país a vivir con optimismo, humildad y devoción a la bondad. Y gracias a sus incansables esfuerzos, Canadá fue el primer país en crear una Semana Nacional de la Bondad. Que su memoria sea una bendición», manifestó el primer ministro Justin Trudeau en Twitter.

Jim Munson, el senador que este año dirigió el proyecto de ley que establece una Semana de la Bondad, dijo que Bulka fue fundamental en su aprobación.

«Hubo actos de bondad en todos los niveles, ya sea que la gente lo sepa o no, por la influencia de Bulka», aseveró Munson. “En el Senado. En la Cámara de los Comunes. También en la oficina del primer ministro. Creo que todos reconocieron que puedes tener tus luchas políticas, pero esto no nos está costando nada y nos está dando todo”, agregó.

Bulka estuvo presente en Ottawa hablando cada año en el Día del Recuerdo, el 11 de noviembre, en el Monumento Nacional a la Guerra.

“Tenía tal presencia cada 11 de noviembre”, citó el Citizen al alcalde de Ottawa, Jim Watson. “Tomó una ocasión solemne y la tejió con humor. La gente estaría hablando de sus discursos del Día del Recuerdo después porque fueron muy bien pronunciados y siempre sin notas».

El nativo de Londres, nacido el 6 de junio de 1944, se crió en los Estados Unidos y se mudó a Canadá cuando era joven. Bulka tenía solo 23 años cuando asumió su puesto en Machzikei Hadas, y pronto se empapó de la sensibilidad canadiense del compromiso con el servicio público y de llevarse bien entre ellos.

“Para mí, lo más importante es que la gente debería hacer la pregunta lo antes posible en la vida: ‘¿Qué puedo hacer para hacer de este mundo un lugar mejor?’”, le dijo a CBC a principios de este año tras anunciar su diagnóstico.

Tiene una esposa, Leah, y cinco hijos con su primera esposa, Naomi, quien murió en 2001.

 

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here