Una directora de cine nacida en Israel le dedicó una película a la periodista de Al Jazeera asesinada

Maha Haj
Maha Haj

Maha Haj, directora de cine nacida en Israel que se identifica como palestina, dedicó película a la periodista de Al Jazeera asesinada, Shireen Abu Akleh.

La mujer dirigió una película que se estrenó en el 75º Festival de Cine de Cannes. Allí afirmó que la muerte de Abu Akleh fue un «asesinato selectivo por parte de Israel».

“Le dispararon en la cabeza simplemente por hacer su trabajo”, dijo la directora de cine que nació en Israel (Nazaret), vive en Haifa pero se identifica como palestina, sobre la muerte de la reportera del medio Al Jazeera.

El conflicto palestino-israelí figura a menudo en el Festival de Cannes. Este año, fue durante el estreno del segundo largometraje de Haj, titulado “Fiebre Mediterránea”.

La película se presentó en la sección Un Certain Regard (“Una cierta mirada”), que muestra 20 películas con tramas no tradicionales que tienden a recibir reconocimiento internacional.

“Hace dos semanas, Shireen Abu Akleh, un ícono, una excelente periodista y una amada hija de Palestina, fue asesinada con un disparo en la cabeza simplemente por hacer su trabajo en el campo de refugiados de Jenin, cubriendo otra historia horrible de la ocupación”, dijo Haj.

“Nunca te olvidaremos Shireen. Te amamos y te apreciamos. Si bien es posible que hayan matado al narrador, la historia siempre estará viva. Le dedicamos este estreno”, agregó, entre aplausos.

Abu Akleh, quien trabajó 25 años en Al Jazeera, fue asesinada durante un tiroteo en la ciudad cisjordana de Jenin mientras cubría una operación militar.

La película de Haj se define a sí misma como una producción de Palestina, Qatar, Francia, Alemania y Chipre. A pesar de tener lugar y filmarse en Haifa, en el norte de Israel, no se caracteriza como una producción israelí y no recibió financiación israelí.

Haj, por su parte, decidió no recibir fondos israelíes para su película. ¿El motivo? La ley de Israel que requiere que las producciones que reciben fondos estatales se presenten como “películas israelíes”.

“Quería hacer una película sin dinero israelí porque quería presentarla al mundo como palestina”, aseveró. “Tuvimos que ser muy pacientes para encontrar dinero en otros lugares, por lo que tomó bastantes años. También llegó el COVID como un bono extra para poner a prueba nuestra paciencia”.

“Fiebre Mediterránea” trata sobre dos vecinos palestinos, Waleed y Jalal, interpretados por los actores palestinos Ashraf Farah y Amar Hlehel, quienes se embarcan en un viaje emocional para desentrañar su dolor y sus sueños no realizados.

A excepción de una enfermera judía que aparece en una escena, la película no incluye ningún otro personaje israelí.

“Cuando dices Haifa, lo primero que viene a la mente es la coexistencia. Pero esta no es la Haifa que estaba representando porque no hay israelíes en la película”, expresó.

También dijo: “Está la histórica Haifa que fue ocupada en 1948, cuando tantos barrios quedaron abandonados, como pueblos fantasmas, y la gente que vivía allí se vio obligada a irse. Esta es la Haifa que quería mostrar, en cierto modo”.

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí