Baruj Spinoza, excomulgado: ¿Por qué?. Por Alberto Ruskolekier

Baruj Spinoza, revolucionario y genial filósofo judío holandés del siglo XVII
Baruj Spinoza, revolucionario y genial filósofo judío holandés del siglo XVII

Escribir sobre Baruj Spinoza, este revolucionario y genial filósofo judío holandés del siglo XVII, que marcó un antes y un después en la filosofía universal, no es tarea sencilla por los siguientes motivos:

-Spinoza no fue ni es un filósofo fácil ni sencillo de interpretar por la profundidad de sus ideas. Ni tampoco por la visión profunda de su pensamiento. Era un filósofo racionalista por excelencia.

-El pensamiento de Spinoza requiere tener una cultura muy amplia de filosofía y los pensamientos de los filósofos de aquella época. Entre ellos (1) René Descartes, el cartesianismo y (2) Gottfried Wilhelm von Leibniz.

-Spinoza tenía una cultura enorme ya que había estudiado no solo con maestros judíos, como Menasseh Ben Israel y con el rabino Shaul David Morteira en la Ieshiva Keter Torah.

Por otra parte, tenía grandes conocimientos de matemática, del cristianismo y latín. A tal punto que el libro “Tratado Teológico Político” que fue una de sus obras más importantes fue escrito en latín.

Leer más: Judíos por elección: Jazaria, un reino casi desconocido. Por Alberto Ruskolekier

Este libro recibió también una condena de filósofos y religiosos calvinistas, luteranos y católicos de su tiempo. Porque dinamitaba las ideas filosóficas y religiosas imperantes en aquellos tiempos.

Baruch o Baruj Spinoza o Bendito Spinoza o Benedictus Spinoza como se lo suele referir en los diferentes escritos en los que se habla de él, nació el 24/11/1632 en Ámsterdam, Holanda.

Su padre era Miguel o Michael Spinoza y provenían de una familia sefaradí portuguesa y que se trasladaron a Holanda después de la Inquisición.

La mamá de Spinoza, Ana Débora, falleció cuando él tenía 6 años de edad y el padre falleció en el año 1654 cuando Spinoza tenía escasos 22 años.

Leer más: Centro Hebreo Ioná presenta el ciclo sobre judaísmo e historias fascinantes

Su padre, Miguel o Michael era miembro (parnas) de la Comunidad Judía de Ámsterdam.

Baruj Spinoza tenía ideas que según los miembros de la Kehilà de Ámsterdam y los judíos de esa ciudad, eran contrarios al judaísmo. Permitirle propagar sus pensamientos significaba un peligro para la continuidad del judaísmo.

Es por ello que fue advertido para que cesara de diseminar sus ideas en varias ocasiones. Como se negó, finalmente la Comunidad Judía de Ámsterdam, le decretó la excomunión o expulsión de dicha Comunidad o Herem (en hebreo) El 27/7/1656.

Pero ¿cuáles fueron esas ideas que provocaron que la Comunidad Judía de Ámsterdam decretara tamaño castigo?.

¿Por qué esa Comunidad Judía se sentía gravemente amenazada por Spinoza?

Para aclarar estos interrogantes voy a referirme a la síntesis del pensamiento de Spinoza respecto al judaísmo y particularmente respecto a Dios, los profeta y el Mesías o Redentor.

Leer más: El candelabro humano y Janucá. Por Alberto Ruskolekier
  1. a) Spinoza creía que Dios y la naturaleza eran una unidad y exactamente lo mismo. Es decir que no existía una divinidad en particular. Para él hablar de Dios y hablar de la naturaleza era lo mismo. A esto se llama panteísmo. En definitiva, no creía que la naturaleza y todo lo creado eran un cuerpo separado de Dios sino toda una unidad. Ello estaba en contradicción con la filosofía judía.
  2. b) No creía en el Mesías, que es uno de los principales principios de fe del judaísmo según Maimonides. A tal punto esto es así, que el que no cree en el Mesías o Mashiaj rechaza toda la Torah.

3. c) No creía que la Torah tenía un origen divino. Sino que fue escrita por seres humanos a través de los diferentes tiempos de la historia.

4. d) No creía en la divinidad especial de los Profetas, sino que pensaba que eran hombres comunes con un poco más de intelecto.

En el judaísmo, sostener lo que sostenía Spinoza era abandonar la fe y los pilares fundantes del judaísmo.

Leer más: Hombres y mujeres, Energías divinas y Aspectos cabalísticos. Por Alberto Ruskolekier

La postura de Spinoza resulta una herejía para los dirigentes de la Comunidad o Kehilà de Ámsterdam.

Quizás algunos antecesores de los dirigentes de la Comunidad Judía de Ámsterdam en otros tiempos habían renunciado al judaísmo para salvar sus vidas de la persecución de la Inquisición y luego retornaron algunos al judaísmo.

En consecuencia, Spinoza quizás recreaba el temor o fantasma de la propia apostasía en la que podían haber incurrido algunos antecesores o integrantes de la Comunidad Judía de Ámsterdam. Este temor no podía ser tolerado de ninguna manera y había que romper el espejo que Spinoza representaba y en el que quizás algunos de ellos se podrían ver reflejados.

Spinoza también fue criticado y sometido al escarnio por las diferentes Iglesias Cristianas. Su pensamiento también atentaba contra los principios cristianos que sostenían dichas Iglesias.

Leer más: Centro Hebreo Ioná presenta hoy la segunda parte de «El Misterio Spinoza» en el ciclo sobre judaísmo e historias fascinantes

Spinoza sostenía que la lucha del ser humano era entre la razón y la fe.

La religión debía, según Spinoza, ser interpretada libremente por cualquier individuo. Porque si se convierte en un dogma único sin interpretación se convierte en una herramienta de poder, miedo y dominación sobre la gente.

Además, sostenía que la religión estaba totalmente disociada de la filosofía, porque ésta requiere análisis crítico y libre interpretación por lo que es contrario a la religión.

En el siglo XVII existía en las comunidades judías de varios países del mundo y en Holanda  una gran preocupación porque en ese siglo emerge la figura en Turquía de Sabbetai Tzvi (falso Mesías) que se autoproclama Mesías y que él venía a cumplir la profecía escrita y su predicamento tiene muchos seguidores en muchos países.

Es importante saber que uno de los principios de fe del judaísmo es esperar la llegada del Mashiaj o Mesías.

Leer más: El temor a la entrega en el amor: perspectiva judía. Por Alberto Ruskolekier

Finalmente, Sabbetai Tzvi es encarcelado en Turquía en el año 1666, renuncia al judaísmo y, cambia su nombre por Azziz Mehmed Efrendi. Finalmente fallece en el año 1676.

Observemos la contemporaneidad del falso mesías Sabbetai Tzvi y la época en que vive Spinoza. El temor que aparezcan personas que alejen a las personas del judaísmo provoca que en Holanda también se decreten excomuniones a otros judíos en el siglo XVII. Como por ejemplo a Uriel Da Costa (3) en dos oportunidades, en el año 1618 y 1623 y a Juan de Prado (en 3 oportunidades) en el año 1656. Es decir  el mismo año en que fue excomulgado Spinoza.

 DECRETO DE EXCOMUNION DE BARUJ SPINOZA DEL 27/7/1656

“Los dirigentes de la comunidad ponen en su conocimiento que desde hace mucho tenían noticia de las equivocadas opiniones y errónea conducta de Baruch de Spinoza. Por diversos medios y advertencias han tratado de apartarlo del mal camino.

Como no obtuvieran ningún resultado y como, por el contrario, las horribles herejías que practicaba y enseñaba, lo mismo que su inaudita conducta fueron en aumento, resolvieron de acuerdo con el rabino, en presencia de testigos fehacientes y del nombrado Spinoza, que éste fuera excomulgado y expulsado del pueblo de Israel. De acuerdo al siguiente decreto de excomunión; Por la decisión de los ángeles, y  el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y maldecimos a Baruch de Spinoza.

Con la  aprobación  del  Santo Dios y de toda esta Santa comunidad, ante los Santos Libros de la Ley con sus 613 prescripciones, con la excomunión con que Josué excomulgó a Jericó, con la maldición con que Eliseo maldijo a sus hijos y con todas las execraciones escritas en la Ley.

Leer más: Baruch de Spinoza- Biografía

Maldito sea de día y maldito sea de noche. Cuando se acuesta y maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa.

Que el Señor no lo perdone. Que la cólera y el enojo del Señor se desaten contra este hombre y arrojen sobre él todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley.

El Señor borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus de Israel abandonándolo al Maligno con todas las maldiciones del cielo escritas en el Libro de la Ley.

Pero ustedes, que son fieles al Señor vuestro Dios, vivid en paz. Ordenamos que nadie mantenga con él comunicación oral o escrita, que nadie le preste ningún   favor, que nadie permanezca con él bajo el mismo techo o a menos de cuatro yardas, que nadie lea nada escrito o trascripto por él.»

 COMENTARIOS DEL DECRETO DE EXCOMUNION

El decreto de excomunión o HEREM según el idioma hebreo, fue decretado con la característica de ilevantable (HEREM CON SHAMATTA), de manera tal que será eterno y ninguna autoridad podrá levantarlo.

La excomunión lo convierte en un paria dentro de la Comunidad judía y es por ello que aislado, se muda en principio a los suburbios de Ámsterdam y luego en el año 1670 a Rijnsburg, localidad cercana a Leyden en Holanda, donde escribe “Principios de la Filosofía de Descartes “y “Pensamientos Metafísicos” que son las únicas dos obras que fueron publicadas con su nombre en vida. Se traslada posteriormente a La Haya y trabaja como pulidor de lentes, en donde fallece de tuberculosis el 21/2/1677 a la edad de 44 años.

Como consecuencia de la Excomunión no pudo ser enterrado en un cementerio judío.

CONCLUSIONES

1)Al momento de ser excomulgado, Baruj Spinoza no había publicado ningún ensayo ni libro alguno y su excomunión se debió a sus opiniones, pero no a alguna publicación.

2)Otra obra monumental, quizás el “opus mágnum” fue “ETICA”, publicada póstumamente en noviembre de 1677 y fue prohibida por el gobierno holandés en el año 1678.

3)El filósofo y escritor francés Henri Bergson, ganador del premio Nobel de Literatura en el año 1927, dice que todo filósofo tiene dos filosofías, la suya propia y la de Spinoza, resaltando con ello la tremenda importancia de Spinoza en la historia de la filosofía mundial.

4)Spinoza nunca negó la existencia de Dios en ningún escrito. El creía que lo que los seres humanos llamaban Dios debía interpretarse como la naturaleza, que era todo. En pocas palabras “panteísmo”.

Confirmando que Spinoza nunca negó a Dios paso a citar la proposición XV del libro ETICA mencionado anteriormente, que textualmente dice “todo cuanto es, es en Dios y sin Dios nada puede ser sin concebirse” …El Dios de Spinoza era un Dios muy particular, lo que fue rechazado por la comunidad judía de Holanda. En el judaísmo nada existe fuera de Dios y todo lo que existe fue creado por él, ya sean los astros, la naturaleza, o sea absolutamente todo.

Leer más: Borges: el Judaísmo e Israel

En consecuencia, Dios no es la naturaleza, sino que ésta es una creación de Él, por lo tanto, no es aceptable asimilar a Dios en una unicidad con la naturaleza.

5-El cristianismo rechazó a Spinoza fuertemente a punto tal que en vez de llamarlo por su nombre Baruj o Benedictus o Bento, se lo llamaba “Maledictus” o sea que Spinoza fue doblemente maldito, tanto por la Comunidad Judía Holandesa y por el cristianismo con sus diferentes Iglesias.

6-Jorge Luis Borges tenía una muy fuerte admiración por Spinoza y en abril del año 1985 dictó en la Sociedad Hebraica Argentina de la ciudad de Buenos Aires una conferencia en su honor titulada “El más adorable de los filósofos”.

También escribe un poema honrándolo en el cual escribe “las translúcidas manos del judío labran en la penumbra los cristales y la tarde que muere es miedo y frío y…palidece en el confín del Gueto…”

Leer más: Reino judío de Septimania. Por Alberto Ruskolekier

Evidentemente Baruj Spinoza fue condenado a vivir en un gueto, cuyos confines se hallaban afuera de la Comunidad Judía en contraposición al concepto de gueto tradicional en el que los judíos vivían dentro de él. Pero tampoco halló la paz fuera del gueto, porque fuera de sus confines también fue condenado por el cristianismo. Quizás al decir de Borges, a Spinoza “le fue otorgado el más pródigo amor, el que no espera ser amado”.

7- Spinoza no hubiera sido expulsado ni sufrido ningún “herem” si hubiera vivido y escrito en estos tiempos. El ser humano está destinado a vivir en el tiempo que le toca de la historia para bien o para mal.  Pero sin duda, Baruj Spinoza trascendió el tiempo de su historia y grabó en ella su forma.

Sus libros y pensamientos siguen vivos más allá de su tiempo y nadie cuestiona en el mundo la genialidad de su pensamiento y filosofía, aun cuando pueda uno coincidir totalmente o no con él. Las manos de este judío, siguen tallando los cristales de la historia y del pensamiento de la filosofía universal.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

-La Sinagoga Vacía, Gabriel Albiac, Libros Hesperion

-Tratado Teológico Político, Spinoza

-Ética, Spinoza

-Spinoza, poema de Jorge Luis Borges

 

ACLARACIONES:
  1. RENE DESCARTES. Filósofo francés, 1596-1650. El método cartesiano que Descartes propuso para todas las ciencias y disciplinas consiste en descomponer los problemas complejos en partes progresivamente más sencillas hasta hallar sus elementos básicos, las ideas simples que se presentan a la razón de modo evidente y proceder a partir de ellas, por síntesis, a reconstruir todo el complejo, exigiendo a cada nueva relación establecida entre ideas simples la misma evidencia de éstas.

2)GOTTFRIED WILHELM VON LEIBNIZ. Filósofo y matemático alemán, 1646-1716.

3)URIEL DA COSTA. Filósofo portugués, de origen judío sefaradí, bautizado como cristiano nuevo con el nombre de Gabriel Da Costa. Oporto, Portugal, 1580-Amsterdam 1640.

4)JUAN DE PRADO. Médico sefaradí, libre pensador y compañero de Baruj Spinoza, nacido en el año 1614. En el año 1655 se instaló en Ámsterdam, donde se incorporó a la floreciente comunidad hispano judía y adoptó el nombre hebreo de Daniel.

 

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here